Esta versión de no es compatible.

Los navegadores no compatibles, ademas de impedir que puedas usar todas las funcionalidades de la página, son más lentos y suponen un riego para tu seguridad

Te recomendamos que actualices ahora la versión de tu navegador o que accedas con otro navegador compatible .

Ir al contenido
  • CAT
  • EN
  • ES

Endesa - Luz, gas, personas

Ahorra en tu factura de la luz con la lavadora

Publicado el
Image-1399994483564

 

Una de tus rutinas domésticas es poner la lavadora para tener tu ropa limpia. Sin duda, este gesto va acompañado de un gasto energético que puedes alinear con el ahorro en tu factura de la luz a través de consejos sencillos.

Por ejemplo, no pongas la lavadora hasta que la carga ya esté llena, de este modo, aprovechas cada colada. Si quieres lavar una prenda delicada, entonces, puedes lavarla a mano y colgarla en la percha. El consumo de lavadora y la eficiencia energética son conceptos sinónimos. ¿Quieres optimizar el potencial de tu lavadora? Entonces, además de leer el manual de instrucciones, sigue estos consejos útiles.

Consejos para un consumo responsable

Más allá de tus hábitos personales, un elemento determinante para incrementar el ahorro es comprar una lavadora etiquetada como electrodoméstico eficiente de clase A.

Con la etiqueta azul Energy Star podrás ahorrar un tercio de la factura.

Aunque este tipo de electrodoméstico requiere de un gasto inicial más alto que el de otros modelos, esta cantidad se amortiza en un periodo breve porque el nivel de ahorro es alto.

Además, también es muy importante que contrates una potencia de la luz ajustada a tus necesidades reales ya que si contratas más cantidad de la que realmente necesitas, también incrementas el gasto en la factura de la luz. Por el contrario, si contratas menos de la que requieres en la convivencia diaria, sufrirás la incomodidad de tener interrupciones periódicas en el suministro como consecuencia de una sobrecarga.

Echa la cantidad de jabón recomendada por el fabricante en cada colada para evitar excederte. Ya que una cantidad excesiva incrementa el nivel de espuma y esto tiene un efecto directo en el funcionamiento de la lavadora puesto que el motor tiene que acelerar su rendimiento respecto de un funcionamiento normal.

En la actualidad, hay lavadoras que tienen una capacidad incluso de siete kilos. Más allá de cuáles sean las características de tu electrodoméstico es muy recomendable que aproveches el espacio pero sin caer en la sobrecarga de ropa. Esto daña el funcionamiento del aparato. Por ejemplo, si no tienes espacio suficiente para lavar el edredón en casa, lleva la ropa de textil hogar a la tintorería que ofrece un servicio excelente para este tipo de prendas.

Antes de meter una prenda en la lavadora es muy recomendable que frotes con jabón para lavar a mano sobre la macha de esas prendas más secas que difícilmente se quitarán con un solo lavado. Si haces esto, también se reduce la necesidad de lavar en la lavadora utilizando un programa de agua caliente.

El mayor gasto de energía en la lavadora se produce como consecuencia de la necesidad de calentar el agua.

En el supermercado puedes encontrar una amplia oferta de productos de detergente para que tu colada deje la ropa como nueva, de hecho, también puedes encontrar productos en formato "tres en uno". Desde el punto de vista de la eficacia, los jabones en formato líquido se ajustan mejor a las necesidades de las lavadoras modernas con tecnología más avanzada. Este tipo de detergente también te permite comprobar fácilmente la dosis exacta tomando el tapón como referencia. Gracias a un centrifugado de calidad también puedes prescindir del uso de la secadora. Al menos, podrás reducir su uso durante gran parte de los meses del año, excepto en enero y febrero, momento en el que los días son muy cortos y las temperaturas muy frías. Por tanto, las condiciones ambientales también dificultan el secado rápido de las prendas de ropa.

Si tu lavadora es antigua, contrata a un profesional para que realice una revisión del aparato ya que un óptimo funcionamiento de la máquina es esencial para garantizar el ahorro energético. Si pones la lavadora más de cinco veces por semana, busca el modo de reducir el número de veces. Por ejemplo, reduce la frecuencia con la que te cambias de ropa en un mismo día. Consulta la tarifa de la luz que tienes contratada y pon la lavadora en aquellos horarios de menos gasto ya que notarás la diferencia en el consumo. Recuerda que si vives en un piso no debes poner la lavadora a partir de las 10 de la noche, momento en el que el ruido puede molestar a tus vecinos porque durante la noche, cualquier ruido se nota más.

Conviene puntualizar que aquellas lavadoras que tienen la carga frontal, es decir, la puerta está situada en la parte delantera, también son más eficientes en relación con el ahorro que aquellas que tienen la carga en la parte superior.

Es importante que tomes conciencia de que los lavados también dañan la ropa. Por esta razón, aunque la ropa interior y las camisetas deben lavarse constantemente en relación con su uso, los pantalones vaqueros y otro tipo de prendas no requieren de un lavado de tanta frecuencia.

Es muy recomendable limpiar los filtros de la lavadora que pueden quedar obstruidos por un exceso de cal.

Además, si tiendes la ropa nada más terminar la colada y colocas las prendas delicadas directamente sobre la percha, estarás reduciendo el gasto energético en el uso de la plancha.

También es muy conveniente que selecciones las prendas de cada colada a partir de distintos criterios. En primer lugar, el tamaño de las prendas. Y también, el color. Por ejemplo, pon una lavadora de ropa blanca con prendas que tienen poco volumen. Y después, otra colada con esas prendas de más abrigo y de color.

Sin duda, el consumo de los electrodomésticos marca una condición en la factura Endesa. Ahorrar luz a través de un uso responsable del consumo eléctrico es una decisión responsable con el cuidado del medio ambiente. El ahorro es un hábito importante en la gestión de la economía doméstica para disfrutar del servicio de los distintos electrodomésticos a partir de un uso adecuado. Estos consejos te ayudarán a reducir el consumo energético de un modo útil y práctico.