Esta versión de no es compatible.

Los navegadores no compatibles, ademas de impedir que puedas usar todas las funcionalidades de la página, son más lentos y suponen un riego para tu seguridad

Te recomendamos que actualices ahora la versión de tu navegador o que accedas con otro navegador compatible .

Ir al contenido
  • CAT
  • EN
  • ES

Endesa - Luz, gas, personas

Cómo apagar tu casa antes de irte de vacaciones

Publicado el 15 julio 2018
Cómo apagar tu casa antes de irte de vacaciones Endesa Clientes

Tú te puedes relajar unos días en la playa o la montaña, pero tu factura eléctrica sigue trabajando. Aunque estés fuera, hay electrodomésticos que siguen consumiendo. Te contamos cómo reducir al mínimo este gasto.

Las vacaciones son para disfrutarlas. Ya sean unos pocos días o varias semanas, lo que te gastes en ellas estará bien gastado.

Otra cosa es el coste inútil que va a generar tu casa mientras estés fuera. Porque sí, una casa vacía sigue gastando electricidad. Parte de lo que dejas enchufado sigue consumiendo kWh.

A la vuelta de las vacaciones, son frecuentes las sorpresas. ¿Por qué la factura no es de 0 euros?

Bueno, para empezar está el término fijo de la factura: la potencia contratada que debes pagar independientemente de cuánto uses la luz. Pagas por estar conectado a la red eléctrica y da igual que no hayas estado en casa.

¿Y qué hay del término variable? ¿Por qué tu consumo eléctrico no es igual a cero durante los días en que estuviste fuera? Porque el consumo no ha sido de 0 kWh. Algunos electrodomésticos te están robando euros.

Te explicamos cómo dejar la casa bien apagada antes de escapar hacia el relax.

Dale vacaciones a la nevera

Solo hace falta darse una vuelta por la vivienda para comprobar que muchos aparatos eléctricos siguen funcionando aunque tú no estés. El más importante es el frigo, que consume más del 30% de la electricidad de tu casa. 

Si vas a estar fuera más de 3 días puedes darle vacaciones a la nevera. Desenchufándola conseguirás un consumo cero, pero ¡atención!, perderás todos los alimentos perecederos que haya dentro. Debes vaciarla y dejar la puerta completamente abierta para impedir que proliferen los mohos y malos olores. 

En muchas ocasiones, vaciar el frigo y desenchufarlo es una aventura poco recomendable. Si tienes mucha comida (o mucha pereza), bastará con poner el termostato en la posición de menos frío posible. Así, conservarás igualmente los alimentos y lograrás ahorrar alrededor de un 6% de energía por cada grado que subas.

Despídete del termo eléctrico

Si el agua caliente procede de un calentador eléctrico, con su apagado puedes llegar a ahorrar hasta un 25% del consumo de tu vivienda durante las vacaciones.

Además, piénsalo bien: no tiene sentido mantener caliente un agua que no vas a usar.

El standby es tu peor enemigo

¿Apagas todas las luces de la casa pero dejas encendido el piloto rojo de la tele? Es un gasto totalmente innecesario. Estos electrodomésticos en modo de espera suponen entre el 7 y el 11% del total de toda la luz que consumes al año. 

Además de hacer desaparecer todas las lucecitas antes de salir por la puerta, tienes que saber que hay electrodomésticos que siguen consumiendo energía cuando están desactivados.

El mejor ejemplo es el ordenador: si lo dejas enchufado sigue chupando kWh de tu red. Lo mismo pasa con el aire acondicionado y los cargadores de móvil. 

Desenchufa todo antes de marchar. El mejor truco es usar regletas con interruptor

Desactiva el cuadro eléctrico

Si de verdad quieres ahorrar, puedes quitar toda la luz a través del cuadro eléctrico.

Cortando la corriente evitarás el consumo de electricidad de cualquier aparato.

Controla a distancia todo tu consumo

Si mientras estás de vacaciones quieres seguir teniendo el control total del consumo de tu casa, activa tu factura digital.

Podrás espiar a distancia tu consumo. Solo tendrás que conectarte a Internet (desde un ordenador o desde un móvil/tablet tras descargarte la app de Endesa) y verás al máximo detalle cuánta luz está consumiendo tu casa, cada hora de cada día.

Así sabrás si te has dejado algo encendido e incluso podrás configurar alertas que te avisen al email (o al móvil) cuando tu consumo supere una determinada cifra de kWh.