Esta versión de no es compatible.

Los navegadores no compatibles, ademas de impedir que puedas usar todas las funcionalidades de la página, son más lentos y suponen un riego para tu seguridad

Te recomendamos que actualices ahora la versión de tu navegador o que accedas con otro navegador compatible .

Ir al contenido
Hogares y Negocios
  • CAT
  • EN
  • ES

Endesa - Luz, gas, personas

Contadores eléctricos: Un poco de historia

Publicado el 4 Abril 2017

Los contadores eléctricos son unos dispositivos que se encargan de medir la energía eléctrica de un circuito o servicio eléctrico. Normalmente se rigen por una medida común, el kilovatio, y forman parte de los hogares desde hace años.

En España se tiene constancia del uso de la electricidad por primera vez en 1852, fue un farmacéutico catalán el que decidió probar este tipo de iluminación en su botica, mientras que en Madrid se intentaba configurar la iluminación en el Congreso de los Diputados. Años más tarde, con una pequeña dinamo, se consigue dar luz a algunos de los lugares más reconocidos de Barcelona como Las Ramblas o el Castillo de Montjuic. Y, como esto de usar la energía eléctrica había generado gran interés entre la población y las empresas, en 1876 se comienza la electrificación del país a nivel industrial. Pero no es hasta la llegada de corriente eléctrica alterna, a principios del siglo XX, y la posibilidad de transportarla de un lugar a otro, cuando se desarrolla el sistema eléctrico a nivel nacional.

Durante la guerra civil y la postguerra, el abastecimiento fue muy pobre, ya que aumentó la demanda a un 27% anual y el país sufrió una gran sequía entre 1944 y 1945. En los años siguientes, se realizaron muchas modificaciones y regulaciones sobre la energía y finalmente. Es en 1996 cuando se aprueba la directiva europea sobre las normas comunes para el mercado interior de la electricidad.

Durante todos estos años, el sector eléctrico ha asistido a numerosas transformaciones y se ha ido adaptando a las nuevas tecnologías. Muchos de estos cambios han afectado, en gran medida, a los contadores eléctricos.

Contadores de luz: analógicos o digitales

Los contadores de luz han evolucionado significativamente en el mercado de la electricidad a la vez que se han ido desarrollando sobre las nuevas tecnologías. Aunque hoy en día, conviven diferentes tipos contadores eléctricos en los hogares, que permiten llevar la contabilidad del gasto de electricidad. Pero, ¿cuáles son las principales diferencias entre ellos?

  • Contadores analógicos: son los más antiguos del sistema de medición eléctrico. Algunos tienen un visor donde hay un disco con una marca roja que gira de manera proporcional a la corriente consumida, justo debajo del contador de cinco cifras que indica el gasto de energía que realizamos. Otros generan la lectura del consumo a través de relojes que marcan con cinco cifras el consumo.

    Los contadores analógicos van sumando la energía consumida en el periodo facturado, mientras los digitales tienen un registro por cada hora. En muy poco tiempo, los contadores analógicos quedarán desfasados y desaparecerán del mercado.
  • Contadores digitales: tienen un funcionamiento electrónico y se podrían considerar los hermanos medianos de los contadores analógicos. Son capaces de medir el consumo en tiempo real, aprovechar las tarifas basadas en la discriminación horaria y conocer en todo momento qué es lo que sucede con la luz en el hogar. Para entender su funcionamiento, podemos compararlo con la instalación de ADSL.

Contadores de telegestión. La nueva era del contador digital

Conseguir una eficiencia energética que nos permita ahorrar y preservar el medio ambiente es un reto al que nos enfrentamos como sociedad. Lo que hagamos ahora determinará cómo vivirán las generaciones futuras y aprovechar la tecnología para modernizar y hacer más eficientes nuestras instalaciones es esencial. Los contadores de telegestión son un paso más en esta dirección y la última evolución en lo que a contadores digitales se refiere.

Pero, ¿cuáles son las ventajas de estos contadores y cómo será el cambio?

La instalación de este tipo de contadores, la tendrán que realizar todos los usuarios con potencias iguales o menores a 15kW antes de 2019 según se define en el Real Decreto 1110/2007, Orden ITC 3860/2007 e IET 290/2012 . Los usuarios recibirán una notificación a su domicilio comunicándoles la necesidad del cambio, pero se puede solicitar la comprobación en cualquier momento. La instalación del nuevo equipo no supondrá ningún coste, ya que correrá a cargo de la compañía distribuidora y solo habrá un pequeño corte en el suministro, que no durará más de unos minutos. Una vez realizado el cambio, el nuevo contador se pondrá en funcionamiento de manera inmediata.

En Endesa hemos sido pioneros en materia de telegestión, al haber dado el paso real al desarrollo y haber implantado estos contadores en más de 8 millones de hogares. Pero aún quedan muchas familias que tendrán que hacer el cambio antes de que finalice el plazo implantado por el Gobierno en el Plan de Sustitución.

La instalación del nuevo equipo no supondrá ningún coste, ya que correrá a cargo de la compañía distribuidora

¿Qué ventajas tienen los contadores de telegestión?

Este tipo de contadores tiene numerosas ventajas tanto en la gestión y en el consumo:

  • Solo se paga por el alquiler del contador, menos de un 1 euro al mes, lo que incluye el mantenimiento y la sustitución en caso de avería.
  • Los sistemas de telegestión tienen la capacidad de registrar las lecturas a distancia del consumo horario. Esto supone dejar de apuntar la lectura para enviarla a la compañía y ya no habrá visitas de los técnicos a domicilio, ni para las lecturas ni para otro tipo de tareas que también se podrán realizar de forma remota, como el cambio de la potencia contratada y el tipo de tarifa o la solución de incidencias en la red.
  • Facilita un consumo inteligente, ya que el precio para cada hora del día se encuentra disponible un día antes en la web Red Eléctrica de España.
  • Termina con las lecturas estimadas. Todas las facturas corresponderán al gasto real con información más detallada sobre el consumo.
  • Facilita la eficiencia energética, protege al medio ambiente al reducir las emisiones de CO2 que se envían a la atmosfera.
  • Moderniza las instalaciones, haciéndolas más seguras y mejorando la calidad del suministro eléctrico.

Los contadores de telegestión son, por tanto, más inteligentes, más flexibles y más eficientes. Facilitan una atención más efectiva y aportan información detallada sobre el consumo, facilitando el ahorro y el uso responsable de la energía. Así, por ejemplo, al poder comprobar si se utiliza más energía por el día o por la noche, será posible elegir la tarifa que mejor se adapte a nuestros hábitos de consumo. Con esta información, también podremos tener datos de los que antes no éramos conscientes, como el consumo que se hace cuando no hay nadie en casa o estamos durmiendo, debido al stand by de determinados aparatos electrónicos, y se podrán tomar medidas para reducirlo.