Esta versión de no es compatible.

Los navegadores no compatibles, ademas de impedir que puedas usar todas las funcionalidades de la página, son más lentos y suponen un riego para tu seguridad

Te recomendamos que actualices ahora la versión de tu navegador o que accedas con otro navegador compatible .

Ir al contenido
Hogares y Negocios
  • CAT
  • EN
  • ES

Endesa - Luz, gas, personas

¿Cuánto consume una impresora 3D?

Publicado el 6 septiembre 2017

Las impresoras 3D son capaces de materializar ante tus ojos casi todo lo que puedes imaginar. En el apartado de costes siempre se habla del precio de la impresora y del material de impresión. Pero, ¿qué pasa con la electricidad? ¿Cuánto consumen?

Tienes una impresora 3D. Te la acabas de comprar y estás como loco por utilizarla porque sabes que te permite hacer casi cualquier cosa.

Maquetas, juguetes, la pieza que se rompió en ese cacharro y que no fuiste capaz de encontrar en el mercado... Desde lo más funcional -una percha, un soporte para tu móvil- hasta el puro ocio -un casco de stormtrooper... ¡otra impresora 3D! -.

Da igual si la vas a usar para trabajar o como instrumento para tus hobbies. Hagas lo que hagas, tendrás que pagarlo. No nos referimos a comprarte la impresora en sí misma o el material de impresión. Esto lo habías tenido en cuenta. Hablamos de la factura de la luz.  

Gastan lo mismo que una tele pequeña

Podríamos asustarte mencionando la energía requerida para derretir los plásticos -mediante calor o láser-. Podrías esperarte un pico de consumo en tu factura. Pero lo bueno de las nuevas tecnologías es que suelen ser más eficientes que las viejas.

El consumo de una impresora 3D es comparable al de un televisor de pequeño tamaño y solo algo mayor que el de un ordenador de mesa (sin tener en cuenta la pantalla).

De hecho, tu casa está llena de electrodomésticos que te costarán más dinero en la factura. Por ejemplo: la batidora o la plancha. Aunque te resulte difícil de creer, gastarás menos energía "imprimiendo" unos calzoncillos de plástico que quitándole las arrugas a los de toda la vida. 

La batidora o la plancha gastan más electricidad que una impresora 3D

Si no te lo crees, calcúlalo tú mismo

Para calcular cuánta energía te absorbe tu impresora 3D lo mejor es observar tu consumo eléctrico en kWh cada hora de cada día. Podrás hacerte una idea al ver cómo sube cuando utilizas tu impresora. 

Si no te basta con hacerte una idea aproximada, existen dos maneras mucho más exactas para saber cuánto consume tu impresora 3D. La difícil y la fácil.

La difícil te va a costar si eres de letras. Tienes que mirar en el folleto para ver las especificaciones técnicas de tu modelo de impresora. Necesitas encontrar el valor de corriente y multiplicarlo por la tensión de tu casa (normalmente 220 voltios). El resultado de esta multiplicación es la potencia  en vatios. Para saber cuánto consumes tienes que multiplicar estos vatios por las horas en las que la impresora está funcionando y, por último, dividirlo entre 1.000. Ya tienes los kWh que acaban en tu factura. 

La opción fácil para saber con exactitud cuántos kWh gasta tu impresora 3D es instalar un medidor de consumo eléctrico que te dirá el consumo. Además, podrás encenderla y apagarla a distancia desde tu teléfono móvil.   

Aprovecha tu imaginación

Ya sabes la electricidad que consume tu impresora 3D por hora. Eso sí, recuerda que, como es lógico, el coste generado será mayor o menor en función del tiempo de impresión.

No es lo mismo fabricar una anilla para las cortinas de la ducha que una mancuerna de 15 kilos. Cuanto más la hagas trabajar, más electricidad chupará. 

Lo más exacto y sencillo para saber cuánto gasta una impresora 3D es usar un medidor de consumo