Esta versión de no es compatible.

Los navegadores no compatibles, ademas de impedir que puedas usar todas las funcionalidades de la página, son más lentos y suponen un riego para tu seguridad

Te recomendamos que actualices ahora la versión de tu navegador o que accedas con otro navegador compatible .

Ir al contenido
  • CAT
  • EN
  • ES

Endesa - Luz, gas, personas

¿Qué pasa si pones el aire demasiado alto?

Publicado el 3 agosto 2018
Image-1500564092806

Con el verano el uso del aire acondicionado se dispara. Si no se usa con cabeza, este aparato puede tener consecuencias nefastas tanto para nuestra salud como para nuestro bolsillo.

El aire acondicionado se ha convertido en un recurso imprescindible en nuestra vida diaria, sobre todo en verano. Un caluroso día de agosto no aguantaríamos ni 5 minutos en el coche, en la oficina, en un restaurante o en el cine sin el frescor que nos proporciona.

Aunque sea un fiel aliado contra el calor, el aire acondicionado también puede dañar tu salud y tu bolsillo si no se utiliza correctamente.

El 20% de los resfriados y la mitad de las bajas laborales por este motivo se producen en verano

El aire acondicionado y tu salud

No te conviene poner el aire por debajo de 25º C. Tu confort no va a aumentar, pero se disparará tanto el consumo de energía (y la energía cuesta dinero) como las consecuencias para tu salud.

La Sociedad Española de Neumología afirma que el 20% de los resfriados y la mitad de las bajas laborales por este motive son en verano. Aunque no es el único responsable, el aire acondicionado tiene buena parte de culpa.

Los problemas empiezan cuando se combina ambiente seco (por debajo del 30% de humedad relativa) con una temperatura que suponga una diferencia superior a 10ºC con respecto a la que hace en la calle. Es aquí cuando tu garganta y todo tu sistema respiratorio empiezan a sufrir.

Un aparato de aire acondicionado mal usado se basta y se sobra para convertir tu casa en un lugar seco y frío. Faringitis, laringitis, sinusitis, otitis… la lista de afecciones es larga y a ella se suman problemas musculares (contracturas) y migrañas si el aire frío se dirige a la cabeza o la espalda.

Evita poner el aire acondicionado a diferencias superiores a 10ºC respecto a la temperatura que hace en la calle.

El aire acondicionado y tu bolsillo

Se estima que solo en el mes de julio el consumo eléctrico medio se incrementa en unos 7 kWh debido al uso del aire acondicionado, lo que equivale aproximadamente a unos 30 euros más de factura.

Si la situación se alarga durante agosto y septiembre, el verano puede salirte caro. Para que tu factura de la luz no te deje tiritando, es mejor que sigas estos 4 consejos:

  1. Mantén la temperatura estable alrededor de 25ºC.
  2. Asegúrate de cerrar puertas y ventanas para que no se cuele el aire cálido del exterior. Usa cortinas o toldos y baja las persianas. A menos luz, menos calor.
  3. Pon a punto tu aire acondicionado (enlace a www.endesaclientes.com/blog/como-limpiar-aire-acondicionado): un sistema sucio, con fugas de gas refrigerante o con un mal funcionamiento puede incrementar hasta en un 20% tu factura debido a que necesitará utilizar una mayor potencia.

No bajar de 25ºC, cerrar puertas+ventanas y una buena puesta a punto, las 3 reglas para usar bien el aire acondicionado.