Esta versión de no es compatible.

Los navegadores no compatibles, ademas de impedir que puedas usar todas las funcionalidades de la página, son más lentos y suponen un riego para tu seguridad

Te recomendamos que actualices ahora la versión de tu navegador o que accedas con otro navegador compatible .

Ir al contenido
Hogares y Negocios
  • CAT
  • EN
  • ES

Endesa - Luz, gas, personas

Cómo Alexa y Google Home revolucionarán tu hogar

Publicado el 22 noviembre 2018

Image-1500568044138

Asistente virtual por voz. Estas cuatro palabras van a repetirse mucho en los próximos meses. Aunque el invento no es nuevo, sí que lo es el objetivo de conquistar tu casa.

Aunque Apple lleva varios años intentándolo, es ahora cuando parece que los asistentes virtuales domésticos podrían empezar a ser algo habitual en todas las casas. Amazon y Google, con una filosofía considerablemente menos “cerrada” que la de Apple, se están empeñando para que esto sea así.

Alexa, fabricado por Amazon, y Google Home entran dentro de lo que conocemos como inteligencia artificial. Pero para tener una casa totalmente conectada no basta con contar con alguno de estos dos dispositivos (o con el HomePod de Apple). También necesitarás un número importante de electrodomésticos inteligentes, es decir, conectados a Internet (nevera, lavadora, bombillas, cerraduras, persianas…).

A día de hoy no hay manera de tener una verdadera casa inteligente sin gastar bastante en tecnología. Pero por un módico precio sí que puedes contar con dispositivos que te ayudan a optimizar la energía que consumes. Tus facturas lo van a notar.

A día de hoy no puedes tener una casa verdaderamente inteligente sin gastar en tecnología.

¿Cómo funciona Alexa?

Alexa es un asistente virtual que entra en tu casa bajo la forma de un altavoz inalámbrico que funciona a modo de caballo de Troya.

Amazon ha desarrollado diversos productos que interactúan con Alexa (relojes, enchufes, cámaras de seguridad, microondas…) y muchas marcas han lanzado sus skills (algo parecido a las apps para móvil).

Desde el momento en que hay skill, hay posibilidad de interactuar con Alexa en ese ámbito en concreto (una skill de Spotify, otra skill de Netflix…). Endesa ya tiene una skill en Alexa que te permite preguntar por tus facturas para tenerlas controladas y entenderlas mejor.

¿Cómo funciona Google Home?

Google no quería quedarse atrás y también tiene su propio asistente inteligente. Para hacerlo funcionar tenemos que conectarnos a una red, descargarnos la app y seguir los pasos que nos indican para sincronizar Google Home con los demás dispositivos que tenemos en casa.

Alexa y Google Home funcionan de la misma manera que Siri o Bixby (el asistente de Samsung). Basta con preguntarle algo y el pequeño dispositivo nos dará la respuesta. Sin embargo, no se limitan a informarnos sobre el tiempo, decirnos la hora o que suene exactamente la canción en la que estamos pensando.

¿Cómo te ayudan a ahorrar energía los asistentes virtuales?

Aunque cuentan con un potencial indudable, a día de hoy estas son las principales funciones para ahorrar energía (luz y gas) en los diferentes asistentes (asumiendo que el electrodoméstico implicado puede conectarse a Internet):

  • Controlar la calefacción y el aire acondicionado: puedes determinar la temperatura a la que está tu casa en cada hora del día. De esta manera ahorras energía y dinero.
  • Apagar y encender la luz: ¿cuántas veces has salido de casa y te has dejado una luz encendida? Si tus bombillas son “inteligentes”, podrás controlarlas a distancia con Alexa, Google Home y otros asistentes. Y cuando estés en casa todas se apagarán, encenderán o incluso cambiarán de color siguiendo tus órdenes.
  • Controlar enchufes: también existen enchufes inteligentes y podemos encenderlos y apagarlos cuando queramos y lo necesitemos. Alexa y Google Home nos permiten programar el encendido o apagado de ventiladores, planchas de pelo, lámparas o cargadores, entre otros utensilios. Además, podemos conocer el gasto energético que tiene ese aparato. Ganamos seguridad en casa y unos euros en el bolsillo.
  • Controlar el televisor: tus deseos mandan. Solo tendrás que hablar para apagar, encender, cambiar de canal, grabar…

Los asistentes virtuales no son solo para preguntar por el tiempo o poner música, también pueden ayudarte a ahorrar en tus facturas.