Esta versión de no es compatible.

Los navegadores no compatibles, ademas de impedir que puedas usar todas las funcionalidades de la página, son más lentos y suponen un riego para tu seguridad

Te recomendamos que actualices ahora la versión de tu navegador o que accedas con otro navegador compatible .

Ir al contenido
Hogares y Negocios
  • CAT
  • EN
  • ES

Endesa - Luz, gas, personas

Qué hacer si se rompe el aire acondicionado

Publicado el 13 junio 2019

En nuestro país las olas de calor son cada vez más frecuentes y más intensas. Durante estos episodios el aire acondicionado constituye un bien de primera necesidad. ¿Cómo resolver una avería inesperada?

Según la definición que utiliza la Agencia Estatal de Meteorología, nunca como en 2017 hubo más olas de calor en España. Dicha definición establece que para poder hablar de ola de calor tienen que pasar al menos tres días seguidos con temperaturas por encima del percentil 95 para lo que suele darse históricamente durante esas mismas fechas.

En el verano de 2017 hubo cinco olas de calor. Y en el de 2015 tuvo lugar la ola de calor más larga jamás registrado: 26 días consecutivos con máximas que superaban al 95% de las registradas históricamente en ese periodo.

Como puedes ver, no hablamos de historia antigua sino de momentos muy recientes. En España, un verano extremadamente caluroso ya no es noticia.

Tener o no tener aire acondicionado

En estas circunstancias, la diferencia entre tener y no tener aire acondicionado puede fácilmente alcanzar los 15 grados. Es la diferencia entre vivir con un aire acondicionado regulado a 25 grados y alcanzar los 40 grados que son frecuentes en el interior de casas sin aire acondicionado durante las olas de calor.

Aunque existen maneras de sobrevivir al verano sin aire acondicionado, está claro que tu confort será mayor si tienes uno de estos aparatos. Pero, ¿qué pasa si de repente se estropea?

El cambio climático provoca que en España las olas de calor cada vez sean más frecuentes y más intensas.

Las averías más frecuentes del aire acondicionado

Hay una serie de averías particularmente frecuentes y que es complicado ver venir. Simplemente ocurren y te dejan solo ante el bochorno:

  • El aire acondicionado no enfría: el rey de los problemas. Por más que se le pida frío, el aparato no consigue darlo y su efecto en la habitación es prácticamente imperceptible. ¿Qué está pasando? Quizás un fallo del motor, quizás una fuga que ha dejado sin presión el circuito.
  • El aire acondicionado huele mal: tanto que nos vemos obligados a apagarlo. Puede deberse a un desagüe deficiente (se arreglaría instalando un sifón) o a la existencia de hongos en la batería.
  • El aire acondicionado hace ruido: hasta el punto de que puede resultar difícil mantener una conversación o ser necesario subir el volumen de la tele para poder escucharla. La causa más común (aunque en absoluto la única) es un fallo del compresor.

Y esto es solo el top 3 de disgustos, ya que un aire acondicionado puede fallar en cualquier momento y por muchas otras razones.

Cómo asegurarte un verano fresco

Solo existen 3 maneras de garantizar que tu casa no va a ser un horno este verano:

  • 1. Si hay una avería, la arreglarás tú: la realidad es que probablemente no vas a ser capaz. Salvo la limpieza de filtros y puesta a punto del aire, el resto de tareas necesarias requieren la intervención de un profesional.
  • 2. Si hay una avería, buscarás un técnico: y lo encontrarás, sin duda, pero vete reservando el dinero y la paciencia. Por un lado, un especialista que tenga que venir de manera urgente puede pedirte 60 euros por un arreglo mínimo (20 por el desplazamiento y 40 por una hora de trabajo). Por otro lado, en plena ola de calor no vas a ser el único en llamar y tendrás que ponerte a la cola y ver cuándo llegan a tu casa.
  • 3. Si hay una avería, se ocupa tu servicio de mantenimiento: el viejo dicho de prevenir es mejor que curar, pero aplicado al tema que nos ocupa. No te la juegues. Contrata un servicio de mantenimiento que cubre todo lo que puede pasar.

OKLuz Confort garantiza tu tranquilidad

En un solo servicio puedes tener cubierto el mantenimiento de tu aire acondicionado y el de tu instalación eléctrica. Se te cobra cada mes en tu factura de la luz y te incluye todo lo siguiente:

  • Revisión anual del aire acondicionado, incluyendo todos los ajustes necesarios para maximizar su eficiencia energética.
  • Reparaciones ilimitadas de averías, tanto en el aire acondicionado como en tu instalación eléctrica: tienes un número gratuito (900 85 86 85) al que puedes llamar 24 horas al día, 7 días a la semana. Si es urgente, un profesional acreditado por Endesa se presentará en tu casa en un máximo de 3 horas.
  • Una reparación anual de un electrodoméstico de gama blanca.
  • Una reparación anual de un termo eléctrico.
  • Dos servicios de manitas eléctrico cada año: tareas de tres horas de duración cada una, como por ejemplo instalar lámparas y apliques, cambiar enchufes e interruptores, etc.

Durante el primer año, si contratas online todo esto lo consigues por 4,50 euros al mes. Con lo que cuesta un desayuno te compras una garantía de tranquilidad.

Y además de todo lo que ves, está también lo que no ves pero hemos medido: un mantenimiento correcto de tu aire acondicionado significa reducir las averías a 1/3 de lo habitual, además de optimizar tu consumo eléctrico y, como consecuencia, pagar menos en tu factura de la luz.