Esta versión de no es compatible.

Los navegadores no compatibles, ademas de impedir que puedas usar todas las funcionalidades de la página, son más lentos y suponen un riego para tu seguridad

Te recomendamos que actualices ahora la versión de tu navegador o que accedas con otro navegador compatible .

Ir al contenido
Hogares y Negocios
  • CAT
  • EN
  • ES

Endesa - Luz, gas, personas

Qué hacer si se rompe tu caldera en mitad del invierno

Publicado el 21 enero 2019

Los meses fríos son el peor momento para que la caldera de gas deje de funcionar. Te puede pasar a ti. Si aprendes a reaccionar ahorrarás mucho dinero y entrarás en calor más rápido.

Todo puede fallar en tu calefacción de gas. No solo la caldera, que debe pasar revisiones periódicas, sino todo el circuito que une la caldera con cada radiador (las tuberías, las válvulas, etc.).

Lo más frecuente es que los fallos salgan a la luz precisamente cuando más necesitas a tu caldera. O lo que es lo mismo: quedarse sin calefacción cuando más frío hace.

¿Qué puedes hacer? Te orientamos en todo el proceso:

La opción más cara: llamar de urgencias a un especialista

Las averías inesperadas en la caldera son tan habituales que el mundo está lleno de especialistas que están dispuestos a acudir a tu casa en cualquier momento. A cambio de un alto precio, eso sí: solo por enviarte un técnico de urgencia podrán cobrarte unos 100 euros si es un día festivo, a lo que tendrás que sumarle el coste del desplazamiento y el de posibles piezas.

Pero no es solo una cuestión de precio. Es también que, si te quedas sin calefacción, puedes entrar en modo pánico y llamar al primer número que encuentres por Internet. ¿Quién te garantiza que ese profesional es competente? No te conviene poner tu caldera en manos de cualquiera.

La opción más peligrosa: intentar arreglarlo tú mismo

Si se te está pasando por la cabeza aunque sea remotamente, tenlo claro: no lo hagas. Bajo ninguna circunstancia. No eres un profesional y no vas a convertirte en uno por ver un par de tutoriales en YouTube.

En el mejor de los casos perderás tiempo y mientras tanto tu casa seguirá enfriándose. En el peor, puedes poner en riesgo toda tu instalación e incluso tu integridad física.

Si se te ocurre llamar a un técnico en festivo, calcula que pagarás unos 100 euros como mínimo.

La opción comodín: ¿llamar a la distribuidora?

No la uses como opción comodín. Mejor usa la cabeza. A la distribuidora solo tiene sentido llamarla cuando el problema sea que el gas no llega a tu casa. Es decir: cuando hay un problema con la red.

Si vives en un bloque de pisos y tus vecinos también se han quedado sin calefacción, es momento de llamar a la distribuidora. Será una empresa diferente según el lugar en el que vivas. Para aclararte, nuestro mapa interactivo te dice a qué teléfono llamar cuando tengas averías de gas.

La mejor opción: vivir tranquilo

No te vuelvas loco buscando técnicos de rebajas en Google. Solo hay una manera de resolver tu avería rápidamente y sin pagar nada: contratar un servicio de mantenimiento de gas.

Y cuando decimos mantenimiento queremos decir que te lo cubra todo: todas las reparaciones que necesites, la caldera, el circuito de calefacción, las revisiones periódicas, el desplazamiento, horas de mano de obra…

Con OKGas tienes todo esto. Si tu caldera se rompe en mitad del invierno, solo tienes que llamar al número gratuito 900 85 86 85. Da igual el día, da igual la hora. Si tu avería es urgente, un técnico especializado y acreditado por Endesa se presentará en tu casa en menos de 3 horas.

No pagarás nada adicional por el desplazamiento y las 3 primeras horas de mano de obra. Lo normal es que en esas 3 horas la avería quede solucionada. Si no es así, no te comprometes a nada porque te pasaremos un presupuesto previo gratuito que podrás aceptar o rechazar.

OKGas lo pagas como parte de tu factura de gas Endesa. Aprovéchate de un 50% de descuento durante el primer año al contratar online y duerme tranquilo sabiendo que da igual cuántas veces se rompa la caldera:

Solo hay una manera rápida y económica de resolver tus averías: tener contratado un servicio de mantenimiento de gas.