Esta versión de no es compatible.

Los navegadores no compatibles, ademas de impedir que puedas usar todas las funcionalidades de la página, son más lentos y suponen un riego para tu seguridad

Te recomendamos que actualices ahora la versión de tu navegador o que accedas con otro navegador compatible .

Ir al contenido
Hogares y Negocios
  • CAT
  • EN
  • ES

Endesa - Luz, gas, personas

Cómo cambiar mi tarifa de luz o gas

Publicado el 4 Mayo 2018

Cómo cambiar mi tarifa de luz o gas

Los precios de la energía dependen de varios factores y en el mercado existen muchas opciones. Para manejarte con la luz y el gas, tienes que aprender a cambiar de tarifa en el momento oportuno y con agilidad.

Cada mes te llegan facturas que no consigues explicar (en este contenido te ayudamos con la de la luz). Cada mes te toca pagar y siempre te preguntas: ¿existe un precio mejor ahí fuera?

Para responder a esta pregunta lo primero es saber lo que estás pagando.

La potencia en kW, el consumo en kWh

Tanto en la luz como en el gas, tus facturas se dividen en dos partes:

  1. Potencia: “la cuota fija”

    La potencia se mide en kW y podría compararse a una cuota fija por estar conectado a la red eléctrica o a la red de gas natural canalizado.

    Es un coste que se repite mes a mes. Siempre pagas lo mismo y lo pagas aunque no hayas consumido nada, aunque no hayas estado en casa.

    Eres libre de cambiar tu potencia: si contratas más, esa “cuota fija” subirá; si contratas menos, bajará. El cambio de potencia es un trámite que no debe tomarse a la ligera: te recomendamos leer este contenido antes de modificar tu potencia.

     
  2. Consumo: tanto gastas, tanto pagas

    El consumo se mide en kWh y podría compararse a tu consumo de megas de Internet en el móvil. El kWh tiene un precio y simplemente hay que multiplicar ese precio por el número total de kWh que has consumido.

    Si has estado muy poco en casa, habrás gastado muy pocos kWh y la parte de tu factura que corresponde al consumo será muy baja.

    El consumo refleja cómo te comportas: si has puesto mucho o poco la calefacción (en el caso del gas) o si has usado mucho o poco la lavadora, el aspirador, el lavavajillas y en general los interruptores de tu casa (en el caso de la luz).

Para ahorrar en tus facturas de luz y gas debes recortar lo que pagas por tu consumo. Y eso se consigue encontrando una tarifa con el kWh barato.

El precio del kWh

Los kWh que consumes tienen un precio que depende de la tarifa que tengas contratada.

Hay tarifas caras, normales y baratas. Hay tarifas con precios variables: dependiendo de a qué hora consumes, esos kWh cuestan más o menos. Hay tarifas con precios fijos: da igual la hora, siempre pagas lo mismo por cada kWh.

Lo importante es saber que existen muchas tarifas en el mercado, y que según lo que contrates pagarás más o menos en tu factura.

Para ahorrar en tu factura, lo recomendable es seguir estos 3 pasos:

  1. Asegurarse de que tienes la potencia que necesitas: lo ideal es que ni te pases (sale caro) ni te quedes corto (te verías obligado a volverla a subir).
  2. Consumir solo la energía que necesitas: es decir, evitar las actitudes que definen a los derrochadores.
  3. Encontrar el mejor precio del kWh: poco ayudan a tu bolsillo los puntos 1 y 2 si has contratado una tarifa con un precio caro.

Las mejores tarifas de luz y gas

¿Cuáles son las mejores tarifas del mercado? La respuesta es: las que mejor se adaptan a ti.

Tu perfil de consumo es único y lo ideal es una tarifa que se adapte a él y te ofrezca precios baratos en los momentos en los que más los necesitas.

En Endesa tenemos un amplio catálogo para luz y gas para que encuentres lo que más te encaja.

Como platos estrella, te recomendamos:

De todos los tipos de bombillas que existen son las LED las que destacan por encima del resto.

Cómo cambiar tu tarifa de luz o gas

Para cambiar tu tarifa de luz o gas no necesitas realizar ningún trámite complicado. Tampoco tienes que pagar nada, es totalmente gratis.

Lo único que tienes que hacer es solicitar la contratación de otra tarifa. Ya está. La compañía eléctrica se encargará de todo: se te dará de baja de tu anterior tarifa (y, si es necesario, también de tu anterior contrato) y se te dará de alta en tu nueva tarifa (y, si es necesario, en tu nuevo contrato).

***Atención: todo lo anterior vale para las casas que ya tienen luz o gas. Si no tienes luz o gas, lo que tienes que hacer es darte de alta. En este contenido te explicamos cómo dar de alta la luz o el gas.

Eres libre de cambiar tu tarifa de luz o gas siempre que quieras: es rápido, fácil y gratis.