Esta versión de no es compatible.

Los navegadores no compatibles, ademas de impedir que puedas usar todas las funcionalidades de la página, son más lentos y suponen un riego para tu seguridad

Te recomendamos que actualices ahora la versión de tu navegador o que accedas con otro navegador compatible .

Ir al contenido
Hogares y Negocios
  • CAT
  • EN
  • ES

Endesa - Luz, gas, personas

Europa cambia el etiquetado de combustible

Publicado el 29 octubre 2018

Image-1500566709084

A partir del 12 de octubre de 2019 todos los vehículos fabricados o matriculados en la Unión Europea tendrán un nuevo etiquetado de carburantes. Te explicamos cuál es tu etiqueta.

La Unión Europea ha desarrollado tres tipos de etiquetas que distinguen claramente cada uno de los combustibles que utilizan los vehículos.

El 12 de octubre de 2019 entraron en vigor estas etiquetas, que se colocan cerca del tapón del depósito.

Como podrás comprobar, se trata de un etiquetado fácilmente de reconocer y diferenciar. A continuación te desgranamos los detalles de la Directiva 2014/94/UE.

Así son las nuevas etiquetas europeas para combustibles

  • Gasolina: se representa mediante un círculo y dentro de él una letra E, de etanol, y un número. Este número hace referencia al porcentaje de componente que incluye. Por ejemplo: E85, el carburante del vehículo contiene un 85% de etanol.

  • Gasóleo: un cuadrado es la forma de la etiqueta que representa al gasóleo. Además, incluye una B junto a un número. La B hace referencia al biodiesel y el número, al porcentaje de componente que incluye. Sin embargo, en las etiquetas de gasóleo pueden aparecer las letras XTL; esto significa que ese vehículo utiliza diésel parafínico, elaborado a partir de material renovable o fósil permite obtener por síntesis o hidrotratamiento, un combustible muy parecido a diésel fósil de toda la vida.

  • Gas: estos carburantes están representados por un rombo. En su interior se incluyen las letras que se refieren a cada uno de estos combustibles.

    • H2: corresponde a hidrógeno

    • CNG: corresponde a gas natural comprimido

    • LPG: corresponde a gas licuado de petróleo

    • LNG: corresponde a gas natural licuado

Todos los nuevos vehículos en la UE incluyen esta etiqueta cerca del tapón del depósito.

Los coches eléctricos todavía no se van a incluir en esta nueva legislación; no obstante, se espera que en los próximos meses los automóviles sostenibles con el medio ambiente tengan su propia pegatina que indique el tipo de combustible requerido para su funcionamiento.

Por otra parte, debes saber que los vehículos no serán los únicos que incorporarán esta nueva medida. Los concesionarios, los surtidores de las áreas de servicio y los manuales de usuarios que incluyen los automóviles también deberán introducir las etiquetas que señalizan el combustible que el vehículo requiere.

¿Dónde tienen vigor estas etiquetas?

Los 28 países que forman parte de la Unión Europea están obligados a incluir en los coches de nueva producción, así como los recién matriculados, una marca que señale si el coche utiliza gasolina, gasóleo o gas.

Sin embargo, países como Islandia, Macedonia, Serbia o Turquía también han anunciado que se sumarán a esta iniciativa de armonización del sector automovilístico.

El gobierno de Reino Unido, en cambio, no se ha pronunciado al respecto todavía. Sin embargo, los fabricantes de automóviles incluirán en las etiquetas de combustible en cada uno de los coches de la cadena de producción, por lo que los vehículos exportados lucirán estas etiquetas.

Con esta medida se quiere incorporar y dar importancia a los combustibles alternativos dentro de la UE.

¿Qué pasa con la antigua nomenclatura?

Si no estás pensando en comprarte un coche nuevo, tranquilo. Todo seguirá funcionando igual a la hora de llenar el depósito.

Es decir, podrás ir a la gasolinera y continuar pidiendo gasolina 95. Este nuevo etiquetado europeo será información adicional que incluirán las estaciones de servicio para que los usuarios sepan cuál es el combustible de su vehículo.

La manera habitual de llamar a los diferentes combustibles (gasolina 95, gasolina 98, etc) seguirá empleándose en las gasolineras.