Esta versión de no es compatible.

Los navegadores no compatibles, ademas de impedir que puedas usar todas las funcionalidades de la página, son más lentos y suponen un riego para tu seguridad

Te recomendamos que actualices ahora la versión de tu navegador o que accedas con otro navegador compatible .

Ir al contenido
Hogares y Negocios
  • CAT
  • EN
  • ES

Endesa - Luz, gas, personas

El Internet de las Cosas no es una cosa cualquiera

Publicado el 9 mayo 2019

Lo dicen a diario en las noticias: todos los objetos van a conectarse a Internet si no lo están ya. Pero, ¿cómo te cambia esto la vida? Te lo explicamos centrando el tiro en la energía.

Los tiempos en que solo un ordenador hecho y derecho podía conectarse a Internet quedan muy lejanos. Los teléfonos móviles dejaron de ser tan solo teléfonos para convertirse en micro-ordenadores de mano. El wi-fi se extendió por las ciudades de manera natural. Nacieron los robots más importantes, pero no tenían brazos ni piernas porque eran algoritmos que nos ahorraban trabajo.

Y por fin llegó el día en que cualquier cosa que puedes tocar, puede también conectarse a Internet.

¿Qué es el Internet de las Cosas?

El nombre elegido no es rebuscado sino más bien obvio. Internet de las Cosas. ¿Qué significa? Cosas que se conectan a Internet, por ejemplo tu televisor, tu frigorífico, tu cerradura… Si una definición tan pedestre no te vale, también tenemos otra más académica:

  • Internet de las Cosas es todo sistema interrelacionado que se basa en la posibilidad de conectarse a Internet de diversos objetos físicos. Una vez online, estos objetos pueden comunicarse entre ellos sin intervención humana y ser controlados a distancia.

Pero la mejor manera de entenderlo es con un ejemplo concreto:

  • Tu teléfono móvil (conectado a Internet, por supuesto) es capaz, a través de una app, de ver en tiempo real lo que está pasando en tu casa gracias a una cámara (conectada a Internet) que a su vez se comunica con una alarma (conectada a Internet).

El Internet de las Cosas es que todos los objetos de tu vida cotidiana puedan conectarse a Internet para ser controlados a distancia y/o de manera automática.

¿Para qué te sirve el Internet de las Cosas?

Está muy bien que la tecnología avance y que los telediarios no hablen de otra cosa, pero ¿y a ti qué te importa? Es decir, ¿cómo puede ayudarte en tu vida diaria el Internet de las Cosas?

La respuesta a esta pregunta es tremendamente variable. Para empezar, ¿tu casa es inteligente? ¿Con qué dispositivos conectados a Internet cuentas? Si partes de cero, debes saber que hacer que tu casa sea inteligente cuesta entre 340 y 2.100 euros según tus ambiciones.

A medida que tienes más y más objetos conectados, tus posibilidades se multiplican. Ya existen frigoríficos que, de manera automática, hacen la compra online cuando ven que se te acaba algún producto. Ya puedes dar órdenes a distancia para que tu aspirador, tu lavadora o tu lavavajillas se pongan a funcionar cuando tú decidas.

Al final se trata de hacer que tu vida sea más fácil. Tú cada vez mandas más y tus objetos cada vez son más listos (y más obedientes). Tú haces menos trabajo, ellos hacen más.

El Internet de las Cosas y la energía

Centrando mucho más el tiro, hablemos de tus facturas de luz y gas. O lo que es lo mismo: hablemos de tu consumo de energía. ¿Cómo puede ayudarte el Internet de las Cosas?

  • 1. Controlar cuánto gastas: y controlarlo al instante, a golpe de clic. Te conectas y ves cuántos kWh llevas consumidos desde una determinada fecha. También puedes configurar alertas que te avisarán al móvil o al email cuando superes los límites que tú fijes.
  • 2. Saber por qué gastas lo que gastas: podrás conocer el consumo en cada hora de cada día, relacionándolo con el uso que estás haciendo de tus electrodomésticos. Solo así podrás saber por qué a veces consumes más y otras veces menos.
  • 3. Gastar menos: ya sea optimizando tu consumo (siendo más eficiente, derrochando menos), ya sea optimizando tu tarifa. Existen tarifas en el mercado que le dan la vuelta a las cosas: ya no eres tú el que se adapta a tu tarifa, ahora tu tarifa se adapta a ti.

Todas estas operaciones están al alcance de tu mano gracias al Internet de las Cosas y gracias a Endesa, empresa pionera en digitalización.

Hay muchas maneras de interactuar con esta información: desde tu ordenador, desde una app móvil de asesoramiento energético y también desde asistentes virtuales a los que solo tendrás que ordenar lo que deseas.

En ese campo destacan por encima del resto los asistentes por voz de Amazon y Google. Endesa es absolutamente compatible con ambos.

Los asistentes por voz (Alexa, Google) centralizan las órdenes que quieres dar a todos los objetos conectados a tu red de Internet de las Cosas.