Esta versión de no es compatible.

Los navegadores no compatibles, ademas de impedir que puedas usar todas las funcionalidades de la página, son más lentos y suponen un riego para tu seguridad

Te recomendamos que actualices ahora la versión de tu navegador o que accedas con otro navegador compatible .

Ir al contenido
Hogares y Negocios
  • CAT
  • EN
  • ES

Endesa - Luz, gas, personas

El verdadero origen de las bombillas LED

Publicado el 26 noviembre 2019

Las luces LED se han convertido en un elemento indispensable, tanto dentro de casa como en el alumbrado de las ciudades. Su larga duración y bajo consumo han garantizado su victoria frente a otras opciones. Detrás de este éxito hay no uno sino varios genios.

Presentarse con un argumento contundente suele abrir muchas puertas. Por ejemplo: las luces LED duran unas 50.000 horas antes de morir. Es decir: unos 5 años encendidas constantemente.

Detrás de este invento están los trabajos de muchos investigadores y toda una historia de genio e inventiva que empezó con la idea de la bombilla original de Humphry Davy.

El primer LED tuvo que esperar hasta 1962, cuando Nick Holonyak materializó un proyecto que tenía a sus espaldas muchos experimentos y horas de laboratorio. Te contamos la historia de las luces LED desde su origen hasta la actualidad.

El trabajo olvidado de H.J. Round

Muchos han sido los inventores que han hecho posible que hoy tengas luz, pero entre las listas de los más citados nunca figura Henry Joseph Round, ingeniero electrónico inglés que fue el primer teórico de las luces LED.

Nacido en 1881 es más conocido por su contribución al desarrollo de las comunicaciones por radio y su trabajo para la Marina inglesa. De hecho, resultó decisivo en la victoria durante la batalla naval de Jutlandia en 1916, en la Primera Guerra Mundial, ya que su sistema de radio alertó a los barcos ingleses de la salida de la flota alemana.

Su contribución al desarrollo LED, aunque anecdótica, no deja de ser importante. En 1907, mientras trabajaba en un sistema de radiogoniometría para el transporte marítimo, descubrió que los materiales inorgánicos pueden iluminarse. La publicación de este hallazgo en la revista Electrical World fue la base de muchos trabajos futuros.

H.J. Round tuvo la primera idea: iluminar materiales inorgánicos.

Los padres de la electroluminiscencia

No es casualidad que otra de las grandes mentes que ayudó al desarrollo de la radio también lo hiciera con las luces LED, ya que son dos tecnologías muy unidas. El ruso Oleg Lossew fue el primer científico en demostrar que un cristal semiconductor puede generar y amplificar señales de radio. También observó que los diodos utilizados en los receptores emitían luz cuando la corriente eléctrica los atravesaba. Sus trabajos entre 1925 y 1941 se plasmaron en la patente científica denominada relay lumínico.

En la misma época, el físico francés Georges Destriau descubrió la emisión de luz en sulfuro de zinc. Aunque es considerado el padre de la electroluminiscencia por muchos, él era perfectamente consciente de que su trabajo se debe en buena parte a lo realizado por su homólogo ruso. Por eso llamó a su invento "Luz Lossew".

De la teoría a la práctica

Los descubrimientos de Henry Joseph Round, Oleg Lossew y Georges Destriau crearon el marco teórico para el siguiente progreso que se consiguió tras el invento del transistor. Gracias a este hito científico, que ha permitido la creación de la industria de los semiconductores, se dio el paso práctico necesario para la creación del primer LED.

Esto sucedió en 1962 de la mano de Nick Holonyak, ingeniero eléctrico de General Electric. Holonyak creó el primer componente electrónico de dos terminales que permitía la circulación de la corriente eléctrica a través de él sin intermediación de un gas. El diodo de Holonyak tenía un terminal por la que entraba la carga positiva y otro por la que entraba la negativa. Ambas estaban separadas por un pequeño espacio donde se da la transición que produce la luz. Este primer diodo lo hizo a través de una aleación denominada GaAsP que dio como resultado una luz de color rojo. El primer LED había llegado, su aplicación práctica no era aún importante, pero llevó a que cientos de investigadores se volcaran hacia esta nueva tecnología.

Para mejorarlo se fue trabajando en otros materiales semiconductores que dieron tonalidades, verdes, amarillas, naranjas. También se fue mejorando en luminiscencia. Pero no fue hasta 1995 cuando se presentó el primer LED. Salió al mercado en 1997.

La primera luz LED era de color blanco y salió al mercado en 1997.

El futuro: luces LED ecológicas

Desde entonces, el desarrollo de las luces LED ha sido imparable y cualquiera puede comprarlas ahora mismo de cualquier color y nivel de luminosidad. Sus aplicaciones son omnipresentes, desde luces decorativas al hogar, pasando por coches, televisores o el alumbrado de las calles.

Consumen menos, duran más... y todo esto no ha hecho más que empezar. La tecnología LED es ya el presente y los nuevos desarrollos se centran en el uso diodos orgánicos emisores de luz (OLED) con los que lograr mayor eficiencia y ser más respetuosos con el medio ambiente.

Del LED hemos pasado a las luces OLED, más eficientes y ecológicas.