Esta versión de no es compatible.

Los navegadores no compatibles, ademas de impedir que puedas usar todas las funcionalidades de la página, son más lentos y suponen un riego para tu seguridad

Te recomendamos que actualices ahora la versión de tu navegador o que accedas con otro navegador compatible .

Ir al contenido
Hogares y Negocios
  • CAT
  • EN
  • ES

Endesa - Luz, gas, personas

Guía definitiva por si no tienes luz en casa

Publicado el 23 abril 2019

Si te quedas sin electricidad tus posibilidades se ven radicalmente limitadas. Puedes quedarte sin cocina o sin calefacción, y desde luego te quedas sin luz ni televisión. Hay tres grandes motivos por los que puedes estar sin luz y todos tienen solución.

Intentas encender la luz y no pasa nada. El interruptor parece de juguete y todos tus aparatos dejan de funcionar. No puedes poner la lavadora y empiezas a temblar pensando en el frigorífico descongelándose.

Que no cunda el pánico. La electricidad va a volver a tu casa, pero para conseguirlo hay que entender qué es lo que está pasando.

Un apagón: llamar a la distribuidora

Lo primero que debes hacer es comprobar qué zonas están sin luz. Es fundamental saber si tus vecinos tienen electricidad o si eres el único afectado. Prueba a salir de casa y ver si funciona la luz de la escalera, o pregunta a tus vecinos directamente.

Si no eres el único afectado, lo más probable es que se trate de un apagón por un problema en la red.

En estos casos, lo que debes hacer es comunicar la avería a tu compañía distribuidora. En nuestra página de Atención al Cliente puedes encontrar el número telefónico de tu distribuidora.

Recuerda que la comercializadora y la distribuidora eléctrica no son lo mismo. La comercializadora es la que te envía las facturas, pero la distribuidora es la que mantiene la red que te abastece.

Puedes elegir tu comercializadora, pero no puedes elegir tu distribuidora. Te corresponde una según la zona en la que vivas:

Mapa de España con las zonas correspondientes a cada distribuidora eléctrica. La información se explica a continuación en texto.

Aunque existen matices, especialmente en las zonas limítrofes, en líneas generales las compañías distribuidoras de electricidad se ocupan de los siguientes territorios:

  • Endesa: Cataluña, Aragón, Andalucía, Baleares, Canarias y la provincia de Badajoz.
  • Iberdrola: País Vasco, Navarra, La Rioja, Castilla y León excepto la provincia de Segovia y el oeste de la provincia de León, Madrid excepto el sur de la comunidad, la provincia de Cáceres, oeste de la provincia de Toledo, norte de la provincia de Guadalajara, Comunidad Valenciana y Murcia.
  • Unión Fenosa: Galicia, oeste de la provincia de León, provincia de Segovia, sur de la Comunidad de Madrid, provincia de Ciudad Real, provincia de Cuenca, la mayor parte de la provincia de Toledo y el sur de la provincia de Guadalajara.
  • EDP/HC: Asturias.
  • Viesgo: Cantabria y algunas zonas del sur y oeste de Asturias.

Si no eres el único que se ha quedado sin luz, debes llamar a tu compañía distribuidora.

Una avería en tu instalación: llamar a un técnico

Otra opción es que seas el único que se ha quedado sin electricidad. A tus vecinos les funciona todo perfectamente y basta salir de tu casa para ver que todas las farolas brillan.

En estos casos, lo más probable es que el problema esté en tu instalación eléctrica. Puedes hacer unas rápidas comprobaciones por tu cuenta, como por ejemplo acudir a tu cuadro eléctrico y revisar que todos sus interruptores están arriba. Podría ser que alguno hubiese saltado y bastaría con subirlo para recuperar la luz. Antes de hacerlo, apaga los aparatos eléctricos que estés usando (por ejemplo el horno o la lavadora), ya que el interruptor general podría haber saltado debido a que te estás pasando de potencia.

Si estos pequeños trucos no surten efecto, todo indica que tu instalación eléctrica tiene algún defecto. Solo un profesional autorizado puede ocuparse del asunto. Llegados a este punto, vas a encontrarte en una de estas dos situaciones:

  • 1. No tienes un seguro de mantenimiento: te toca llamar a algún especialista de urgencias. Va a ser caro. Sin exagerar, 20 euros por desplazamiento y 40 euros por cada hora de trabajo. Y el problema es que es frecuente encontrarse precios más elevados aún.
  • 2. Tienes un seguro de mantenimiento: tu instalación eléctrica está cubierta ante cualquier tipo de avería, con lo cual está todo pagado y no debes preocuparte. Especialmente si se trata de un seguro como OkLuz Assist, que te garantiza asistencia en menos de 3 horas. Tanto el desplazamiento como las 3 primeras horas de mano de obra te saldrán gratis (y es muy raro que tarden más de 3 horas en arreglar tu avería).

Si quieres vivir tranquilo, de ti depende eliminar la opción 1 y garantizarte la opción 2: un seguro que te salva a cualquier hora del día, cualquier día del año.

Si eres el único que se ha quedado sin luz, es probable que sea una avería en tu instalación y tengas que llamar a un electricista.

Han cortado la luz: hay que darla de alta

Si no tienes electricidad puede existir una razón de peso detrás: no tienes luz porque está cortada. Esto puede ocurrir cuando llegas a vivir a una obra nueva, cuando te mudas a una vivienda que ha estado mucho tiempo desocupada, o bien en caso de impago de facturas.

En cualquier caso, todo tiene remedio. Si se ha dado de baja el suministro, la solución es solicitar el alta.

En este contenido te explicamos todo lo que debes hacer para dar de alta la luz.

Implica una serie de costes (que se te cobrarán con la primera factura que llegue) y necesitarás algunos documentos (especialmente el Boletín Eléctrico, pero se trata de un proceso habitual.

Si lo que ocurre es que la luz está dada de baja, lo único que tienes que hacer es solicitar el alta.