Esta versión de no es compatible.

Los navegadores no compatibles, ademas de impedir que puedas usar todas las funcionalidades de la página, son más lentos y suponen un riego para tu seguridad

Te recomendamos que actualices ahora la versión de tu navegador o que accedas con otro navegador compatible .

Ir al contenido
Hogares y Negocios
  • CAT
  • EN
  • ES

Endesa - Luz, gas, personas

¿Son eficientes los patinetes eléctricos?

Publicado el 19 agosto 2019

Han llegado a nuestras ciudades para quedarse y tenemos que aprender a convivir con ellos. Los patinetes pueden ser un complemento ideal a otros medios de transporte, pero ¿de verdad son eficientes?

Aunque fue la temporada pasada cuando empezaron a proliferar por nuestras ciudades, 2019 está siendo el año de la confirmación del patinete. Sean de alquiler o en manos de sus dueños, nos cruzamos con ellos todos los días, demostrando que los vehículos con baterías han llegado para quedarse y aliviar nuestros trayectos cotidianos, al tiempo que reducimos la contaminación.

No vamos a entrar en polémicas relativas a su uso correcto (acera sí o no, casco sí o no…). El motivo de este artículo es pararnos a conocer lo que es un patinete eléctrico y darle valor como alternativa real a otros medios de transporte urbanos. Vamos a entender con cifras lo eficiente que es en su consumo de energía en relación a la cantidad de kilómetros que son capaces de cubrir.

Un patinete o una bicicleta eléctrica son una gran herramienta para el ciudadano, pero también son una forma de configurar las ciudades del futuro inmediato, en las que el coche no va a ser tan importante.

Su mera presencia desencadena una serie de cambios de gran alcance: se crean carriles especiales para este tipo de vehículos, fomentando que la gente se mueva de una forma sostenible y libre de emisiones, liberando así espacio de aparcamiento.

Un acontecimiento aparentemente anecdótico (la llegada de patinetes eléctricos a nuestras ciudades) desata una reacción en cadena hacia una ciudad menos contaminante.

¿Cuánto cuesta cargar un patinete?

No nos vamos a engañar: una de las razones importantes por las que todos nos planteamos comprar un patinete eléctrico es por su bajo consumo. Está claro que, si lo usamos muchos, en pocos meses amortizaremos el gasto que teníamos en gasolina y transporte público.

Al igual que con el coste de cargar un coche eléctrico, no se puede dar una cifra cerrada y estable. Hay muchos modelos diferentes de patinete. Lo que podemos hacer es presentar unas especificaciones estándar, bastante comunes, y con ellas comprobar su gasto estimado.

Es imposible hacer una regla o explicación que incluya a todos los patinetes del mercado, pero sí podemos elegir unas especificaciones estándar, bastante comunes entre los principales vehículos. Con ellas podremos comprobar fácilmente que el gasto es bastante bajo. Partimos de que la batería de nuestro patinete es de 7.800mAh y su voltaje de 42V.

Tenemos que saber que la energía se tarifica en €/kWh. Los vatios (W) indican la cantidad de potencia, no la energía. La energía relaciona la potencia de un aparato con el tiempo que está funcionando.

Por ejemplo: una bombilla que tenga 25W de potencia, si está una hora encendida gastará 25Wh de energía.

Para hacer nuestras cuentas hay que transformar la capacidad de la batería: viene descrita en mAh y hay que pasarla a Wh. Para eso solo tenemos que multiplicar la capacidad por el voltaje:

  • 7.800 x 42 = 327Wh, o lo que es lo mismo, 0,327kWh.

El precio del kWh varía entre los 0,11 y los 0,16 €/kWh.

Con la tarifa One Luz de Endesa, esta cantidad se quedaría en unos 0,12 €/kWh. Con la tarifa One Luz Nocturna, podemos sacar provecho de las horas valle y conseguir un precio de 0,08 €/kWh. Con la tarifa Tempo Happy podemos personalizar aún más nuestro consumo y elegir horas en las que la luz nos saldrá gratis.

Con las tarifas Tempo Happy podremos ajustar algo más el gasto, pero nos basamos en las citadas para no complicar más los resultados.

La carga completa de la batería de un patinete eléctrico se realiza en unas cinco horas. Así que debemos incluir en la ecuación este nuevo factor: número de horas x precio del kWh x capacidad de la batería.

  • 5 x 0,0804 x 0,327 = 0,13 euros.
  • 5 x 0,1255 x 0,327 = 0, 20 euros.

En conclusión: cargar la batería del patinete nos costaría, en horas valle, unos 0,13 euros. En tarifa One Luz normal, sin la discriminación horaria de la One Luz Nocturna, la cantidad subiría a unos 0,20 euros.

Si lo queremos ver como un gasto mensual, imaginad que hacemos una carga diaria (de lunes a viernes) que sumaría en total 20 días. Esos 20 días por los 0,20 céntimos de carga (asumiendo que hacemos siempre carga completa) nos da un gasto de unos 4 euros mensuales.

Atención: estamos dejando fuera de los cálculos una serie de condicionantes y variables, ya que intentamos encontrar una cifra orientativa y muy redonda. Pero incluso poniéndonos en el peor escenario posible, el gasto de este tipo de vehículos eléctricos es bastante pequeño, casi despreciable si lo comparamos con lo que gasta un coche o con el abono de un transporte público. Todo esto sin contar que mucha gente recarga sus patinetes en lugares donde no tiene que pagar la factura eléctrica, como puede ser el trabajo.

En términos generales y de manera orientativa, cargar un patinete eléctrico nos puede acabar costando alrededor de 4 euros al mes en la factura de la luz.

Qué tener en cuenta si vas a comprar un patinete

Aunque estamos ante un producto bastante nuevo, rápidamente han aparecido muchas empresas (principalmente chinas) que crean patinetes eléctricos de calidad y totalmente adaptados a nuestras necesidades. Se acabó la idea de que es un vehículo solo para divertirse: ahora el que lo compra lo hace para moverse por la ciudad de una forma sostenible y eficiente.

A la hora de elegir un modelo tenemos que tener seis aspectos en cuenta:

  • 1. Autonomía. Con este tipo de patinetes podremos hacer entre 15 y 30 kilómetros, y es una cifra que va a cambiar bastante según la velocidad que lo usemos o el terreno en el que nos movemos. Nuestra recomendación es elegir uno que al menos nos garantice 20 kilómetros.
  • 2. Potencia. Un motor eléctrico más potente nos dará más velocidad, pero también un mayor consumo de batería. Como las limitaciones de circulación están ahí, no debemos volvernos locos por un modelo que corra más, con 25km/h estamos bien servidos. Las aplicaciones de algunos patinetes nos dejan jugar con diferentes modos de funcionamiento.
  • 3. Neumáticos. Dependiendo de las pulgadas obtendremos un funcionamiento diferente: ruedas pequeñas absorben peor las irregularidades del terreno; unas ruedas mayores hacen efecto suspensión pero también gastan más batería. Importante que sean antipinchazos.
  • 4. Seguridad. Pongamos atención a que no falte una buena iluminación LED  para que nos vean bien tanto por detrás como por delante. Otros elemento de seguridad vital es el freno, tanto de maneta como de pie, con una luz cuando se acciona.
  • 5. Peso. Cuanto más ligero, menos le costará al motor moverlo, pero esto también está lastrado por nuestro peso y el de nuestras pertenencias. Cuanto más cercano esté a los 10 kilos, mejor. Nunca debeos sobrepasar los 15 kilos.
  • 6. Plegable. Si vamos a querer llevarlo en otros vehículos, como un coche o un tren, o queremos entrar con él en viviendas y edificios, será esencial que pese poco y pueda ser plegado.

¿Cuánto cuesta cargar un patinete?

La batería es el alma de este tipo de vehículos, tan importante como el motor. Es bueno que tengas en cuenta algunos consejos para que todo funcione bien el máximo tiempo posible.

Por ejemplo:

  • Es bueno realizar cargas completas, consulta el tiempo de carga en el manual.
  • Una vez cargada al completo, desconéctala de la red para evitar el consumo fantasma.
  • Usa siempre el cargador original o uno que cubra con las necesidades de la batería.
  • No dejes que se descargue del todo, limitará la vida de la batería.
  • Si no vas a usar el patinete en tiempo, la batería es bueno que reciba cargas completas cada cierto tiempo.
  • Las baterías suelen ser sustituibles, si empieza a fallar puede que tengas que hacerlo, o a lo mejor te viene bien tener dos unidades para cargar una mientras usamos la otra.

El patinete eléctrico como complemento ideal

Los patinetes eléctricos están en boca de todo el mundo, mucha gente ya hace uso intensivo de uno, pero también muchos se preguntan si podría ser un bueno compañero en sus trayectos diarios: bien sea únicamente con el patinete o bien como complemento al coche u otro medio de transporte.

Es una realidad, no todo el mundo puede cubrir sus trayectos al completo con este tipo de vehículos eléctricos, pero debido a su ligero peso y reducidas dimensiones (muchos se pliegan) es posible que se convierta en el socio ideal de un tren o un coche.

¿Por qué hace que nos decantemos por un sistema u otro? Los kilómetros a cubrir, la carga que tengamos que llevar o el tiempo imperante son condiciones importantes. También vivir en una ciudad pequeña con poco tráfico invita a que sigamos usando el coche, pero en grandes ciudades congestionadas el patinete va ganando terreno.

La realidad es que la bicicleta ha abierto mucho camino en la nueva movilidad urbana, pero el patinete cuenta con una gran ventaja frente a ellas: la posibilidad de ser un complemento de otros gracias a su menor tamaño.

Te recomendamos elegir un patinete que pese menos de 15 kilos y tenga una autonomía de al menos 20 kilómetros.