Esta versión de no es compatible.

Los navegadores no compatibles, ademas de impedir que puedas usar todas las funcionalidades de la página, son más lentos y suponen un riego para tu seguridad

Te recomendamos que actualices ahora la versión de tu navegador o que accedas con otro navegador compatible .

Ir al contenido
  • CAT
  • EN
  • ES

Endesa - Luz, gas, personas

¿Qué son los peajes o tarifas de acceso de la luz y el gas?

Publicado el 4 octubre 2018
Image-1500565867392

Forman parte de tu factura y sirven para costear las redes de suministro que permiten que la energía llegue hasta tu casa. Tendrás una u otra tarifa de acceso según tu potencia contratada o tu consumo anual.

Aunque a veces parezca tremendamente complicado, entender una factura de luz o gas es en realidad sencillo. Lo que pagas se divide en dos grandes apartados:

  • Potencia: se mide en kW y explica lo que puede dar de sí tu instalación eléctrica o de gas. Obviamente, a más potencia mayor número de electrodomésticos podrán funcionar al mismo tiempo (o más calor se podrá generar en menos tiempo). Es común llamarlo término fijo, ya que a no ser que decidas subir o bajar tu potencia esta cantidad será todos los meses igual.
  • Energía: se mide en kWh y refleja la electricidad o gas natural que has consumido durante un periodo de tiempo. Es habitual denominarlo término variable, ya que esta cifra variará según gastes más o menos luz/gas.

Y luego tenemos los peajes de acceso, también llamados tarifas de acceso o referenciados con las siglas ATR (Acceso de Terceros a la Red). Suponen aproximadamente un 40% de lo que pagas en tu factura y su coste “contagia” tanto a la parte de potencia como a la parte de energía.

Pero ¿qué son los peajes?

Conseguir que la electricidad y el gas lleguen hasta tu casa no es sencillo. Detrás de ese viaje hay una infraestructura compleja que necesita un mantenimiento. Los peajes o tarifas de acceso se inventaron para pagar lo que cuesta transportar la energía hasta las casas de los españoles.

El coste de los peajes o tarifas de acceso lo fija el Gobierno y supone en torno a un 40% de tu factura.

Si quieres estar conectado a la red eléctrica o de gas natural canalizado, tienes que pagar los peajes. Da igual con qué compañía estés o el lugar en el que vivas. Si estás en el mercado libre el coste de los peajes irá incluido en el precio del kW de potencia y del kWh de consumo. Si estás en el mercado regulado (tarifa PVPC), vendrá desglosado. Sea como sea, los peajes serán los mismos.

Lo que cuestan los peajes o tarifas de acceso lo decide el Ministerio con competencias para la Energía. Su impacto se distribuye por toda la factura (tanto término fijo como variable) para proteger la viabilidad del sistema incluso en épocas de bajo consumo de energía.

Tipos de peajes o tarifas de acceso

Aunque los peajes son iguales para todo el territorio nacional y no importa si estás en el mercado libre o regulado, no todo el mundo paga lo mismo.

No puedes elegir cuál es tu tarifa de acceso, sino que te viene dada según otros aspectos de tu contrato. Tu peaje depende de tu potencia contratada (en el caso de la luz) o de tu consumo anual (en el caso del gas).

  • Electricidad: la mayoría de los hogares tienen una potencia inferior a 10 kW, por lo que su tarifa de acceso será la 2.0. La hay de tres tipos: la simple (2.0 A), la que tiene discriminación horaria en dos periodos (2.0 DHA) y la que tiene discriminación horaria en tres periodos y que se usa sobre todo para el coche eléctrico (2.0 DHS). Quien necesite una potencia superior a 10 kW seguirá este mismo esquema pero con la tarifa de acceso 2.1, que saldrá lógicamente más cara. Aquellos con potencia superior a 15 kW tendrán la 3.0.
  • Gas: aquí no importa la potencia contratada sino el consumo anual y la presión del suministro. Nos centraremos únicamente en las presiones iguales o inferiores a 4 bares, que son las que tienen la inmensa mayoría de los consumidores domésticos. Para estas presiones, la tarifa de acceso será la 3.1 en consumos anuales inferiores a 5.000 kWh y 3.2. en consumos entre 5.000 y 50.000 kWh al año. Hay muchas más tarifas (la 3.3., la 3.4…) pero entre la 3.1 y la 3.2 se encuentran casi todos los hogares españoles.

Para que te hagas una idea: un hogar que usa el gas para agua caliente y calefacción ronda un consumo anual de 9.000 kWh. En cambio, si la calefacción no va con gas natural el consumo baja hasta los 3.000 o 4.000 kWh anuales.

No puedes elegir tu tarifa de acceso. Te corresponde una según tu potencia o tu consumo.