Esta versión de no es compatible.

Los navegadores no compatibles, ademas de impedir que puedas usar todas las funcionalidades de la página, son más lentos y suponen un riego para tu seguridad

Te recomendamos que actualices ahora la versión de tu navegador o que accedas con otro navegador compatible .

Ir al contenido
Hogares y Negocios
  • CAT
  • EN
  • ES

Endesa - Luz, gas, personas

Qué preguntar a Alexa y Google para simplificar tu vida

Publicado el 8 noviembre 2019

No queremos que pierdas el tiempo. Nuestro objetivo es que tu vida sea más eficiente. Por eso te proponemos algunas conversaciones productivas con los dos principales asistentes de voz del mercado.

Mucho se ha hablado sobre la inteligencia artificial y cómo va a cambiar el mundo. A menudo se escuchan discursos excesivamente vanguardistas, y todavía hay quien solo puede pensar en robots con brazos y piernas. Existir existen, por supuesto, pero aún estamos lejos de verles caminar por nuestras ciudades. Lo que sí que ha entrado en nuestras casas, sin hacer demasiado ruido, es otro tipo de inteligencia artificial.

Los asistentes virtuales por voz empiezan a ser parte de la rutina. Apenas ocupan espacio y nos olvidamos de ellos, ya que:

  • O son discretos altavoces que colocamos en casa.
  • O van integrados dentro de nuestros dispositivos móviles (smartphones, tablets, smart TV…).

Preguntamos… y contestan. Tienen a su disposición toda la sabiduría de Internet, pero para obtener buenas respuestas es necesario hacer buenas preguntas.

La calidad de una respuesta suele ir directamente relacionada con la calidad de la pregunta.

Altavoz o teléfono, una conversación distinta

Una casa es inteligente cuando cuenta con varios aparatos conectados a la red. Televisión, frigorífico, puertas, ventanas, bombillas… Todo puede conectarse si adquirimos la tecnología necesaria. Que tu casa sea verdaderamente inteligente puede costarte entre 250 y 1.800 euros.

Para sacar el máximo partido a los asistentes virtuales, te conviene que tu casa sea lo más inteligente posible… pero incluso si no dispones de ningún otro aparato conectado puedes disfrutar de bastantes ventajas. Después de todo, los asistentes virtuales van a navegar en Internet por ti. Sin teclear nada, solo con tu voz, podrás exigirles respuestas.

Obviamente no es lo mismo un altavoz que un teléfono. Cada interfaz tiene sus ventajas e inconvenientes. El mayor punto a favor del móvil es que interactuaremos con el asistente mediante la voz pero siempre podremos apoyarnos en una pantalla que mostrará imágenes, resultados e incluso vídeos para complementar lo que nos explique la voz del asistente.

La mayor ventaja del altavoz es que no necesitaremos sujetar nada, ni tan siquiera abrir los ojos: solamente con hablar obtendremos respuestas. Sin embargo, tanto Amazon como Google han empezado a sacar al mercado altavoces que incluyen pantallas, para así ofrecer una experiencia completa.

Aunque no hayas comprado un altavoz, puedes disfrutar del asistente de Google o de Alexa directamente con tu smartphone

Qué preguntarle al Asistente de Google

Posiblemente sea la opción más asequible para todos, ya que la encontramos en cualquier móvil Android. Si somos usuarios del universo Google, la información cruzada (Mapas, traducciones, correo...) nos garantiza resultados de gran valor.

A continuación, agrupadas por temas, vamos a conocer qué cosas puedes pedirle a Google:
  • Que envíe mensajes por nosotros: es uno de los puntos fuertes del Asistente por voz de Google. Podemos pedirle que envíe mensajes con las principales aplicaciones de mensajería, como WhatsApp, y también que escriba emails o llame por teléfono.
  • Que sea nuestro mapa: ¿cómo puedo llegar hasta el trabajo andando?, ¿dónde está la pizzería más cercana?, ¿cuál es el camino más rápido para volver a casa?
  • Que sea nuestra agenda: poner el despertador (y que nos despierte el propio altavoz), hacer la lista de la compra, configurar alertas que nos avisen en determinados momentos…
  • Que sea nuestro meteorólogo: sin salir de casa nos enteramos del tiempo que va a hacer mañana en el sitio donde vamos, si va a llover, o cuál es el clima de un lugar al otro lado del globo.
  • Pedirle música y vídeos: si está en Internet, podrás pedirle a Google que reproduzca para ti esa canción o esa película favorita.
  • Que sea nuestro traductor: de lo más útil que podemos hacer con un asistente, preguntar cómo se dicen palabras o frases en otro idioma y obtener la respuesta con una pronunciación nativa.
  • Realizar ajustes en el sistema: podemos hacer cosas con nuestro teléfono como encender la linterna, cambiar los parámetros de pantalla, incluso activar o desactivar el WiFi y el Bluetooth.

Qué preguntarle a Alexa

Amazon tiene a Alexa como su asistente virtual por voz. Lo encontramos en sus altavoces Echo, pero también en una gran cantidad de productos de terceros que han licenciado su uso. Sabe español desde finales del año pasado y está disponible en Android y en iPhone.

Comparte muchos comportamientos con su asistente competidor (Google). Podemos pedir información sobre cosas, traducir, crear listas y colocar alarmas y recordatorios.

  • “Alexa, ¿cuántos grados hay en la calle?”
  • “Alexa, ¿quién fue Primo Carnera?”
  • “Alexa, pon la alarma de Lunes a Jueves a las 8am”

Amazon juegan con la desventaja de no estar tan metidos en nuestra vida como Google (no son nuestro correo, nuestro buscador, nuestra tele en Internet a través de YouTube…). Pero lo que sí que son es la gran tienda online. Aprovechándose de este punto de fuerza, tenemos la jugosa posibilidad de realizar listas de la compra en Amazon, aunque primero deberemos introducir las credenciales de la cuenta, lo que nos abrirá la puerta de otros servicios como Amazon Music y Amazon Prime Video.

Pero la gran diferencia entre Amazon y el resto de asistentes son los skills. Se trata de funcionalidades extra que desarrollan terceros y, para entenderlo fácil y rápido, podrían compararse a las apps de los móviles. Al igual que en los móviles, en el store de skills de Amazon podemos encontrar todo tipo de cosas útiles que descargaremos e incorporaremos a nuestra vida.

  • Para el transporte tenemos una skill de Cabify que está asociada a nuestra cuenta, con ella podemos pedir con la voz un coche al asistente.
  • Si lo que queremos son noticias puedes consultarlas desde las skills de El País o El Mundo.
  • ¿Tienes hambre? Con un simple “quiero Telepizza” puedes ordenar un pedido.
  • Si sigues teniendo hambre pero eres tú el que quieres cocinar, buscas recetas populares, por nombre o ingrediente en CookPad.
  • Renfe también tiene su skill oficial para el AVE, con información sobre horarios, plazas y precios.
  • La adaptación del Trivial Pursuit también está en Alexa, para competir con otros amigos desde el sofá de casa.

Resulta especialmente interesante vincular cada skill al concepto “rutinas”. De esta manera podemos enseñar a Alexa lo que queremos que vaya haciendo. Por ejemplo: que cada vez que le digamos “buenos días” nos conteste con un rápido resumen de las últimas noticias y cada vez que pronunciemos “buenas noches” nos recuerde lo que tenemos en la agenda para el día siguiente.

Pregúntale cosas a Endesa

Endesa es totalmente compatible con el Asistente de Google  y también ha desarrollado una skill Endesa para Alexa.

Una vez registrado en tu Área Privada de Cliente, estos asistentes podrán conocerlo todo sobre tus facturas, tus contratos y tu consumo de energía.

Puedes consultar cosas como:

  • ¿Estás gastando más luz que el mes anterior?
  • ¿Está pagada mi última factura?
  • ¿Hay alguna tarifa nueva que pueda adaptarse a mi perfil de consumo y así ayudarme a ahorrar?
  • ¿Cuánto pagué el año pasado en las mismas fechas?
  • Necesito contactar con Endesa

Estamos trabajando para ampliar el número de funcionalidades, que irán creciendo cada día al mismo ritmo que la inteligencia de tu casa.

Si eres de Endesa, puedes preguntar a los asistentes virtuales lo que quieras sobre tus facturas y tu consumo de luz o gas