¿Qué potencia eléctrica necesita mi casa?

Esta versión de no es compatible.

Los navegadores no compatibles, ademas de impedir que puedas usar todas las funcionalidades de la página, son más lentos y suponen un riego para tu seguridad

Te recomendamos que actualices ahora la versión de tu navegador o que accedas con otro navegador compatible.

Ir al contenido
Presiona intro para desplegar el contenido del menu. Presiona intro para desplegar las opciones de idioma. Presiona intro para desplegar las opciones de tamaño de fuente.

Home principal

Página guardada como favorita correctamente

¿Qué potencia eléctrica necesita mi casa?

¿Qué potencia eléctrica necesita mi casa?

vacío

 

Pasarse de potencia eléctrica es un gasto innecesario, pero quedarse corto significa no poder hacer tu vida. Cuidado con solicitar un cambio de potencia sin la ayuda de un experto: el coste de diversos trámites podría comerse el potencial ahorro.

¿Por qué “saltan los plomos cuando tengo invitados a cenar?

¿Por qué se va la luz si tengo el aire encendido y paso la aspiradora?

¿Por qué no puedo poner la lavadora cuando hay una tarta en el horno?.

La respuesta a estas preguntas no es un poltergeist, es la potencia eléctrica.  

La potencia es la cantidad de kilovatios (kW) que puedes pedirle simultáneamente a la red eléctrica de tu casa. Por ejemplo: si tienes la calefacción eléctrica encendida, haces una lavadora y pones el horno, tu casa estará exigiendo entre 4 y 6,9 kW aproximadamente. Si tú has contratado menos de 4 kW, lo más probable es que te quedes a oscuras hasta que apagues la lavadora, el horno o la calefacción.
 

Cuanta más potencia tengas, más aparatos eléctricos podrás encender al mismo tiempo. Pero cuanta más potencia tengas, más pagarás cada mes, ya que tu factura eléctrica se divide en consumo (que puedes controlar siendo más eficiente) y potencia (que es un coste fijo y aumenta según los kW que contrates). 

Potencia según la superficie de la vivienda

A la hora de contratar la potencia eléctrica hay que tener en cuenta muchos factores. Los principales son la superficie de la vivienda, el número de electrodomésticos que se utilizan de manera cotidiana y el sistema de calefacción:

  • Para una pareja que viva en un piso de unos 60 o 70 metros cuadrados lo habitual es una potencia de unos 3,45 kW. Pero si cuentan con vitrocerámica o aire acondicionado puede ser necesario alcanzar los 4,6kW.
  • Para tres o más personas en un apartamento de unos 100 metros cuadrados lo ideal serían unos 4,6 kW.
  • En viviendas superiores a los 160 metros cuadrados (o que tienen calefacción eléctrica y aire acondicionado) es probable que sean necesarios 6 kW o más.

Más potencia es más gasto

Cuanto mayor sea tu potencia, mayor será el importe fijo que pagarás cada mes. Por eso reducir una potencia innecesariamente alta es una de tus grandes posibilidades para recortar la factura.

Pero ¿cuál es tu potencia? Si eres cliente de Endesa, solo tienes que entrar en tu Área de Cliente para saberlo (tendrás que logarte y, si aún no lo has hecho, registrarte). 

Menos potencia no siempre es más ahorro

No hay duda de que reducir la potencia te puede hacer ahorrar: unos 60 euros al año por cada tramo que bajes. Pero todo este ahorro se esfuma si, tras bajarla, te quedas corto. Eso podría dejarte sin luz al encender varios electrodomésticos a la vez. Si ocurriese esto, tendrías que pedir una subida de potencia que te costaría dinero.

En el mejor de los casos, hablamos de que pagarías en torno a 50 euros por volver a subir la potencia. En el peor, más de 200. Dependiendo de tu situación, el ahorro por bajar la potencia podría anularse e incluso acabar saliéndote caro.

Si te pasas bajando la potencia, el coste de volver a subirla se comerá todo tu ahorro

¿Quién elige la potencia?

Los consumidores son los encargados de acordar con la compañía la potencia que desean contratar. Pueden modificar la potencia según sus necesidades, aunque en principio la distribuidora solo está obligada a aceptar un cambio al año.

potencia necesaria según superficie de la vivienda

Cómo calcular la potencia que necesitas

Solo necesitas conocer los metros cuadrados de la casa, sus electrodomésticos y el tipo de calefacción. Introduce estos datos en la calculadora de potencia de Endesa.

A continuación tienes una tabla con la potencia aproximada que necesita cada electrodoméstico: 
 
tabla de potencia de los diversos electrodomésticos

Cómo saber si tienes más potencia de la que necesitas

Enciende todos los aparatos eléctricos de casa. Si el Interruptor de Control de Potencia (ICP) no salta, es probable que tengas más potencia de la necesaria.

 
Pide ayuda a los profesionales
 
En caso de duda, puedes pedir asesoramiento técnico sin compromiso a un instalador autorizado de Endesa, quien cotejará los antecedentes de tu propiedad y valorará todas las necesidades con el mínimo detalle.
 
En el siguiente formulario escoge tipo “Consulta”, categoría “Asesoramiento” y asunto “Dudas con la potencia que necesito”:
 
Y si estás convencido de querer reducir tu consumo eléctrico, ponemos a tu disposición un programa de tarifas con las que puedes ahorrar sin que te des cuenta. 
 
[literal.blog.accesibilidad.formulario.busqueda]

Post recientes

La factura de la luz explicada a un post-adolescente Cómo pagar las facturas al compartir piso Cinco consejos para ahorrar electricidad tras las vacaciones

Archivo

2017 2016 2015

Factura digital

Arriba