Esta versión de no es compatible.

Los navegadores no compatibles, ademas de impedir que puedas usar todas las funcionalidades de la página, son más lentos y suponen un riego para tu seguridad

Te recomendamos que actualices ahora la versión de tu navegador o que accedas con otro navegador compatible .

Ir al contenido
Hogares y Negocios
  • CAT
  • EN
  • ES

Endesa - Luz, gas, personas

Poner un radiador eléctrico en tu casa: tipos y dudas

Publicado el 13 noviembre 2019

Cuando el calor de tu casa no es suficiente para contrarrestar el frío que se cuela desde la calle, los radiadores eléctricos son una solución expeditiva. Son baratos, sencillos de instalar y calientan rápido. Te explicamos qué tipo es el que más te conviene.

Decidir tajantemente cuál es el mejor radiador no es posible. Todo depende de para qué vas a usarlo.

Si te decantas por usar la electricidad como fuente del calor de tu hogar, es importante que conozcas las diferentes opciones que existen en el mercado:

Radiadores de bajo consumo

Contienen un fluido que posee mayor inercia térmica que el agua. Es decir: cuando lo apagas, tarda más en enfriarse que un radiador normal.

El inconveniente es que, cuando lo encendamos, habrá que esperar algo más de lo normal para que caliente la habitación entera.

  • Indicado para: calor lento y moderado durante largos periodos de tiempo.

Acumuladores

Idóneos para ahorrar en la factura de la luz, ya que podrás aprovecharte de la discriminación horaria.

Puedes configurarlos para que almacenen calor en unas horas y lo liberen en otras (normalmente: almacenar durante la noche y liberar en las horas en que vas a estar en casa).

  • Indicado para: viviendas en las que puedes estar unas horas sin calefacción (por ejemplo: por la noche o cuando estás fuera).

Radiadores de aceite

También llamados radiadores termoeléctricos, llevan un fluido en su interior y se calientan mediante una resistencia. Gracias a esto, la temperatura que generan es estable, suave y se distribuye de manera uniforme por todo el aparato.

A menudo los radiadores de aceite se incluyen entre los de bajo consumo, ya que una vez apagados siguen emitiendo calor.

  • Indicado para: calor moderado durante largos periodos de tiempo.

La media naranja de los acumuladores eléctricos se llama discriminación horaria. Este tipo de radiadores debe combinarse con ese tipo de tarifas.

Radiadores secos

Los radiadores eléctricos secos o emisores térmicos secos están pensados para habitaciones que necesitamos calentar muy rápidamente.

Lo bueno es que en cuanto los encendemos su temperatura aumenta a gran velocidad. Lo malo es que al apagarlos la temperatura cae bruscamente y el calor se desvanece.

Hay que tener muy en cuenta que solo emiten calor durante un periodo de tiempo limitado, por lo que solo tienen sentido si pasamos poco tiempo en esa habitación.

  • Indicado para: habitación relativamente aislada y en la no solemos pasar mucho rato.

Radiadores de cuarzo

Estos radiadores calientan las habitaciones mediante radiaciones infrarrojas. Esto hace que calienten a corta distancia. Pero no calientan el aire, sino los objetos cercanos.

Una de sus ventajas es que no resecan el ambiente y mantienen inalterado el equilibrio entre humedad, temperatura y aire.

  • Indicado para: habitaciones pequeñas, como el cuarto de baño.

La clave: concentrar el calor en pocas horas

Si te has decidido por radiadores eléctricos, debes saber que esta elección es especialmente sostenible si hablamos de mantener una temperatura confortable en unas horas concretas.

O dicho de otra manera: no es recomendable que recurras a radiadores eléctricos si vas a exigir 21ºC durante las 24 horas del día.

Si vas a poder concentrar el gasto en unas horas determinadas, da igual cuáles sean, entonces lo que te recomendamos es combinar radiadores eléctricos y Tarifa Tempo Happy. Cuenta con 3 modalidades y todas ellas te convienen:

  1. Elige 2 horas al día en las que no pagas por el consumo eléctrico.
  2. Elige 1 día a la semana en el que no pagas por el consumo eléctrico.
  3. Las 50 horas del mes con mayor consumo eléctrico te salen gratis.

Todo depende de tu estilo de vida, pero elijas lo que elijas vas a ahorrar.