Esta versión de no es compatible.

Los navegadores no compatibles, ademas de impedir que puedas usar todas las funcionalidades de la página, son más lentos y suponen un riego para tu seguridad

Te recomendamos que actualices ahora la versión de tu navegador o que accedas con otro navegador compatible .

Ir al contenido
Hogares y Negocios
  • CAT
  • EN
  • ES

Endesa - Luz, gas, personas

Los daños eléctricos que suele cubrir un seguro

Publicado el 17 junio 2019

Entre las reclamaciones más habituales a las compañías de seguros figuran las consecuencias de fallos eléctricos. Es un concepto difuso que a menudo nos hace dudar: ¿nuestra póliza lo cubre o no lo cubre?

Los daños eléctricos son la tercera causa de siniestros en el hogar. Por eso es fundamental conocer qué se entiende realmente por daños eléctricos y cuál es la cobertura más habitual de este problema por parte de las compañías aseguradoras.

Solo sabiendo lo que es y lo que no es podremos tener claro cuándo es oportuno hacer una reclamación.

¿Qué son exactamente los daños eléctricos?

Se considera como daño eléctrico cualquier desperfecto que esté relacionado con un problema en la electricidad.

Igualmente, también reciben esta consideración los daños causados por la caída de un rayo.

Principales causas de los daños eléctricos

Las principales causas de daños eléctricos relacionadas con el suministro eléctrico son las siguientes:

  • Subidas y bajadas de tensión.
  • Averías eléctricas.
  • Existencia de arcos voltaicos.
  • Suministro de corriente anormal o cortocircuitos.

Merece la pena destacar que las averías eléctricas tienen como principales causas la antigüedad de los equipos y el exceso de horas de funcionamiento.

Como consecuencia de los daños eléctricos, las neveras son las que presentan un mayor número de reclamaciones a los seguros en concepto de siniestro, seguidas por las vitrocerámicas y los televisores.

Frigoríficos, vitrocerámicas y televisores son los que sufren mayores desperfectos por fallos eléctricos, según las reclamaciones a los seguros.

¿Cómo cubren los seguros los daños eléctricos?

Los daños eléctricos pueden tener consecuencias muy negativas tanto en el continente como en el contenido de una vivienda. Por esta razón, es importante conocer cuáles son las coberturas más habituales de los seguros ante siniestros derivados de algún problema eléctrico.

Aunque no son tan habituales como en el contenido, no podemos olvidar que se pueden producir importantes daños en las instalaciones eléctricas. Además, en estos casos el coste económico acostumbra a ser bastante más elevado que el que se produce en el contenido.

Los seguros suelen cubrir los elementos fijos que forman parte de una instalación eléctrica, como los cableados, enchufes e interruptores instalados. Por supuesto, este siniestro no puede acabar originando un fuego, ya que para estos casos existen las coberturas específicas de incendios.

Para reclamar la cobertura por daños en el continente, debemos acreditar correctamente su causa con un informe técnico de un perito. Asimismo, es normal que la aseguradora compruebe que el pago del suministro está al día y que la avería no es fruto de ninguna manipulación del cuadro eléctrico.

Los daños eléctricos en el contenido son los más habituales y están habitualmente, causados por incidencias en la red como las subidas y bajadas de tensión. En este caso, también se solicitará toda la documentación necesaria para determinar su origen.

¿Qué daños eléctricos no cubre el seguro?

En general, los seguros no cubren los daños producidos en el mobiliario del jardín. También es habitual que queden fuera de cobertura los aparatos eléctricos de más de 10 años. En el caso de electrodomésticos de uso intensivo, como por ejemplo sistemas de calefacción eléctrica, esta cantidad de años puede acortarse considerablemente.

Tampoco suelen estar cubiertas las bombillas, las lámparas ni los daños estéticos que se hayan podido producir, a menos que estos afecten al funcionamiento normal del aparato eléctrico dañado.

Es raro que un seguro del hogar cubra posibles roturas de bombillas y lámparas debido a fallos eléctricos.

¿Qué tener en cuenta al de contratar un seguro?

Los daños eléctricos están cubiertos en las pólizas multirriesgo del hogar. Por lo tanto, es importante que analicemos muy bien el seguro que vamos a contratar antes de firmarlo. Solo así tendremos la seguridad de que nos va a proteger ante este tipo de siniestros.

Además, hay que tener en cuenta que no todas las compañías contemplan los mismos supuestos ni las mismas indemnizaciones para un siniestro por daños eléctricos. En consecuencia, es recomendable que comparemos entre varias para saber cuál de ellas nos ofrece mayor protección e, incluso, cuál de sus productos es más adecuado para nuestro caso.

En este sentido, debemos tener especialmente claro qué aparatos eléctricos están cubiertos por la póliza y en qué condiciones concretas. Merece la pena señalar que muchas compañías de seguros optan habitualmente por fijar una franquicia sobre la cantidad que deberían abonar. Otra posibilidad es que se establezca la cobertura para electrodomésticos a partir de un determinado valor, y que los de coste más económico queden desprotegidos.

Finalmente, hay aseguradoras que fijan en sus pólizas de seguros del hogar la posibilidad de una indemnización por daños eléctricos basada en el valor real del aparato. Es decir, en el que tiene en el momento del siniestro, no nuevo de compra.

En definitiva, podemos decir que los seguros solamente cubren determinados daños eléctricos y, además, tienen diversas opciones para fijar la correspondiente indemnización.

El mejor seguro es que nunca haya fallos

La necesidad de un seguro de hogar es evidente, como lo es la de revisar a fondo lo que estás pagando y lo que te va a cubrir dicha póliza.

Pero la mejor manera de evitar las complicaciones de una u otra cobertura es evitar todo tipo de averías eléctricas. ¿Es posible conseguirlo? Desde luego es perfectamente posible intentarlo mediante un mantenimiento adecuado de tu instalación.

Contratar un servicio de mantenimiento te garantiza que tu instalación estará siempre en el mejor estado, reduciéndose al mínimo la probabilidad de daños eléctricos. Te recomendamos informarte sobre OKLuz Assist, un servicio de mantenimiento con reparaciones ilimitadas: