Esta versión de no es compatible.

Los navegadores no compatibles, ademas de impedir que puedas usar todas las funcionalidades de la página, son más lentos y suponen un riego para tu seguridad

Te recomendamos que actualices ahora la versión de tu navegador o que accedas con otro navegador compatible.

Ir al contenido
Presiona intro para desplegar el contenido del menu. Presiona intro para desplegar las opciones de idioma. Presiona intro para desplegar las opciones de tamaño de fuente.

Home principal

Página guardada como favorita correctamente

Voltios, vatios y amperios: ¿qué son y en qué se diferencian?

21 Mayo 2018
Voltios, vatios y amperios: ¿qué son y en qué se diferencian?

Tres unidades de medida diferentes pero tan próximas que pueden confundirnos. Te explicamos qué son los voltios, vatios y amperios. Para qué te sirven y por qué tienen que importarte.

Los voltios, los vatios y los amperios son tres conceptos básicos para entender la electricidad, pero es común que olvidemos pronto las lecciones del instituto y no sepamos ni lo que son ni cómo afectan a nuestra vida cotidiana.

No es solo teoría sacada de un viejo manual. Es la vida real: cuando el coche no arranca o cuando se va la luz en tu casa.

Te contamos de manera breve y sencilla qué son los voltios, los vatios y los amperios. Interésate por lo que te importa.

Voltios: la tensión de una pila

Cuando los electrones se mueven entre dos puntos a través de un material conductor (por ejemplo un cable) generan corriente eléctrica.

Los electrones no pueden resistirse a este viaje, igual que cuando dejas caer un balón por una cuesta. La ley de la gravedad que obliga al balón (electrones) a rodar es el voltaje o tensión.

Cuando el balón está en cualquier punto de esa cuesta, toda la bajada que le queda por delante es su energía potencial. Los voltios (símbolo V) miden la diferente energía potencial que existe entre un punto y otro.

Los voltios se llaman así en honor a Alessandro Volta, el inventor de la pila.

Los voltios miden el potencial de energía que un determinado circuito puede proporcionarte.

¿Y a ti qué te importa? Te importa porque tu vida está llena de voltajes. Si miras cualquier enchufe verás dos agujeros. Imagínate que uno de ellos es el punto más alto de la cuesta y el otro el más bajo. Entre ambos puntos hay una diferencia de 230 voltios. Cuando conectes algún aparato a ese enchufe, los electrones empezarán a caer por esa cuesta empujados por el voltaje y se generará una corriente eléctrica con tensión de +230 V.

Otros voltajes de tu vida cotidiana pueden ser los de una pila eléctrica (+1,5 voltios), la batería de tu coche (+12,5 voltios) o una de tus neuronas (-75 milivoltios).

Amperios: la capacidad de las baterías

Los amperios miden la intensidad de una corriente eléctrica. Siguiendo con la analogía del balón y la cuesta, los amperios sirven para decirnos la cantidad de energía (¿cuántos balones?) que se ha movido entre un punto y otro durante un espacio de tiempo.

El amperio-hora (símbolo Ah) expresa cuánta energía puede circular por un determinado circuito durante una hora. Se usa para medir la capacidad de las baterías eléctricas. Por ejemplo: una batería de 10 Ah puede proporcionar un máximo de 10 amperios durante una hora. Cuantos más amperios, más electrones circularán (o más balones caerán por la cuesta).

¿Y a ti qué te importa? Porque dependes de dispositivos que te funcionan solo lo que les permitan sus amperios. Por ejemplo: la batería de tu móvil tiene en torno a 3 amperios-hora, por lo que se agotará en cuanto supere este límite.

Los amperios se usan para expresar cuánto puede aguantar la batería de un teléfono móvil antes de agotarse.

Vatios: la potencia de tus electrodomésticos

Los vatios miden la potencia. Es decir, la energía suministrada en un espacio de tiempo determinado.

Voltios (V) x Amperios (A) = Vatios (W)

Siguiendo con la analogía del balón y la cuesta, los vatios (W) son toda la energía proporcionada por todos los balones (Amperios) al recorrer la cuesta (Voltios).

El símbolo de los vatios es W.

¿Y a ti qué te importa? Los vatios los necesitas para descubrir cuál es la potencia que tienes contratada en tu casa, o la que tienen tus electrodomésticos. O en su variante vatio-hora (energía suministrada durante una hora) para saber cuál es el consumo de tus electrodomésticos. Todas estas cuestiones acaban teniendo un efecto directo en tu factura de la luz.

Otra analogía para voltios, vatios y amperios

Si aún no te ha quedado claro, o si la analogía del balón y la cuesta no te ha convencido, te proponemos que pienses en un río:

  • El voltaje (medido en voltios) sería la orografía, la diferencia de altura que hace que el río fluya de las montañas al mar. Sin diferencia de altura, el agua se quedaría estancada. Lo mismo pasa con la electricidad: sin voltaje no hay corriente.
  • Los amperios (intensidad) serían el caudal de agua, los litros que bajan por ese río. Obviamente, es fundamental decidir si quieres medirlo por minuto, por día… o por hora con el amperio-hora.
  • Los vatios (potencia) serían la energía que lleva la corriente, la cual depende tanto de la orografía como del caudal. Mucho voltaje y mucha intensidad darán lugar a una gran potencia que podría ser aprovechada por una central hidroeléctrica. 

En un río los vatios expresarían la energía generada cuando una cantidad de agua (amperios) desciende desde una determinada altura (voltios).

[literal.blog.accesibilidad.formulario.busqueda]

Post recientes

Voltios, vatios y amperios: ¿qué son y en qué se diferencian? ¿Cómo funcionan los paneles solares? Cómo puedo cambiar mi tarifa de luz o gas ¿Cómo funcionan y cuánto duran las bombillas LED? Las mejores ciudades para ir en bici eléctrica

One Luz

Arriba