Esta versión de no es compatible.

Los navegadores no compatibles, ademas de impedir que puedas usar todas las funcionalidades de la página, son más lentos y suponen un riego para tu seguridad

Te recomendamos que actualices ahora la versión de tu navegador o que accedas con otro navegador compatible.

Ir al contenido
Presiona intro para desplegar el contenido del menu. Presiona intro para desplegar las opciones de idioma. Presiona intro para desplegar las opciones de tamaño de fuente.

Home principal

Página guardada como favorita correctamente

Frigorífico y congelador

Frigorífico y congelador

El frigorífico es el electrodoméstico de la cocina que más energía consume. En concreto, el 19% de la factura de la electricidad procede de su uso.
 
Te damos las claves que te ayudarán a ahorrar energía y por tanto a ahorrar en tu factura.
 
 

¿Cómo puedo ahorrar en el uso del frigorífico y del congelador?

 

  • Evita pérdidas de frío: vigila que la goma del contorno de la puerta esté en buen estado y que la bombilla del interior se apague al cerrar el frigorífico.

  • No introduzcas comida caliente ni en el frigorífico ni en el congelador.

  • Si te vas de viaje, y vas a dejar el frigorífico vacío, desconéctalo y deja las puertas abiertas.

  • Para reducir tu factura de luz, elige electrodomésticos de alta eficiencia energética (clase A, A+, A++ y A+++). Un frigorífico clase A+++ puede llegar a consumir un 80% menos de energía que uno de clase D.

Conoce más sobre la etiqueta energética de los electrodomésticos.

 

Mantener el frigorífico y congelador en buenas condiciones te ayudará a ahorrar

 

  • Mantén la parte trasera del frigorífico bien ventilada y límpiala regularmente con un cepillo o aspiradora. Además, deja espacio libre por arriba.

  • Descongélalo periódicamente para evitar que se formen capas de hielo que dificulten su funcionamiento.

  • Regula los termostatos a las temperaturas recomendadas por el fabricante, ya que un grado menos de temperatura, supone un aumento del 5% en el consumo. Asimismo, colocándolo lejos de fuentes de calor (hornos, calefacción y sol directo, etc.) evitarás un aumento de consumo y también posibles averías.

 
 
Arriba