Esta versión de no es compatible.

Los navegadores no compatibles, ademas de impedir que puedas usar todas las funcionalidades de la página, son más lentos y suponen un riego para tu seguridad

Te recomendamos que actualices ahora la versión de tu navegador o que accedas con otro navegador compatible.

Ir al contenido
Presiona intro para desplegar el contenido del menu. Presiona intro para desplegar las opciones de idioma. Presiona intro para desplegar las opciones de tamaño de fuente.

Home principal

Página guardada como favorita correctamente

Vitrocerámica

Vitrocerámica

Un pequeño gesto en casa supone un ahorro de energía considerable.

En el caso de la vitrocerámica, te indicamos unos consejos muy útiles que supondrán un ahorro sensible  en tu factura de la luz.

¿Cómo puedo ahorrar en el uso de la vitrocerámica?

 

  • La vitrocerámica de inducción produce calor de modo instantáneo y genera la cantidad de energía que se necesita para cocinar cada tipo de alimento. Esto supone un ahorro de energía de cerca del 42% con respecto a las vitros tradicionales.

  • La inducción emplea menos de seis minutos en llevar a ebullición un litro y medio de agua, mientras que la vitrocerámica normal tarda al menos diez minutos y una cocina de gas, más de once.

  • Ten en cuenta que los recipientes para la vitrocerámica de inducción deben estar fabricados con material ferromagnéticos.

  • También puedes aprovechar más el calor si los recipientes son un poco más grandes que las zonas de cocción empleadas para no desperdiciar calor. 

  • Desconecta el fuego unos minutos antes de finalizar la cocción: el calor residual se encargará completar el proceso.

  • Para reducir tu factura de luz, elige electrodomésticos de alta eficiencia energética (clase A, A+, A++ y A+++).

Conoce más sobre la etiqueta energética de los electrodomésticos.

 
Arriba