Esta versión de no es compatible.

Los navegadores no compatibles, ademas de impedir que puedas usar todas las funcionalidades de la página, son más lentos y suponen un riego para tu seguridad

Te recomendamos que actualices ahora la versión de tu navegador o que accedas con otro navegador compatible.

Ir al contenido
Presiona intro para desplegar el contenido del menu. Presiona intro para desplegar las opciones de idioma. Presiona intro para desplegar las opciones de tamaño de fuente.

Home principal

Página guardada como favorita correctamente

Apagar la calefacción unas horas consume más que dejarla a temperatura fija

Se puede recortar el consumo anual limitando la temperatura por la noche

Los que tienen calefacción central no tienen que desvelarse ante esta disyuntiva. Se limitan a rogar para el que el presidente de la comunidad de vecinos dé la orden de encendido cuanto antes o a quejarse cuando se adelanta. La cosa cambiará en diciembre del 2016 cuando entre en vigor la nueva normativa europea y cada comunidad esté obligada a colocar un contador individual. Se calcula que está medida permitirá abaratar la factura de los que se preocupen de no desperdiciar calor y que cada uno pague exactamente por lo que consuma.

Pero por el momento, son los dueños y señores de la temperatura de su hogar los se pasan el invierno con el prueba-error, estudiando las facturas al detalle. Que un cuñado dice que si se mantiene a 19 grados todo el día pagas menos. A probar durante un mes. El siguiente, a comprobar si poniéndola a 37 las dos horas que salimos se guarda el calor todo el día y gasta menos… ¡que estrés!

La realidad es que, en contra a la creencia popular, dejarla a temperatura ambiente no ahorra. Así lo asegura el IDAE, que aconseja ajustar el encendido de la calefacción al horario que realmente la vivienda está ocupada y apagarla, o bajar el termostato a 15-17ºC, durante la noche.

Arriba