Esta versión de no es compatible.

Los navegadores no compatibles, ademas de impedir que puedas usar todas las funcionalidades de la página, son más lentos y suponen un riego para tu seguridad

Te recomendamos que actualices ahora la versión de tu navegador o que accedas con otro navegador compatible .

Ir al contenido
  • CAT
  • EN
  • ES

Endesa - Luz, gas, personas

Qué es la inmótica y cómo puede ayudarle a ahorrar luz en su empresa

Publicado el 15 agosto 2018

La inmótica es el conjunto de tecnologías que permiten la gestión remota, eficaz y automatizada de edificios, desde el consumo energético hasta los sistemas de seguridad.

La inmótica es un sistema de gestión remoto, centralizado y automatizado de edificios cuyo objetivo es facilitar la administración global del inmueble y reducir sus consumos energéticos. Está dirigido a instalaciones del sector terciario y a edificios completos con un solo uso como hoteles, oficinas, locales comerciales, restaurantes, hospitales, gimnasios, naves industriales o colegios, entre otros.

Las ventajas de la inmótica son muchas y muy variadas. No solo por las mejoras que aporta a nivel de confort, sino porque también puede conseguir que los usuarios hagan un uso más responsable y eficiente de la energía, y, por tanto, reducir su factura de la luz.

Entre sus ventajas conviene mencionar un aumento de la seguridad, la mejora en las telecomunicaciones, la supervisión en sistemas de vigilancia y alarma, el control energético y una gestión de la iluminación y climatización óptima. Esto le servirá de ayuda a la hora de realizar sus auditorías energéticas, obligatorias para todas las grandes empresas cada cuatro años.

Un negocio inteligente

Seguro que está pensando en todas esas veces que ha llegado a su negocio y se ha dado cuenta que dejó encendida la luz del baño o el ordenador. Y no es el único. Conocemos perfectamente cuál es el comportamiento energético de las empresas españolas y esta práctica es bastante habitual. ¿Las consecuencias? Un mayor impacto medioambiental y un incremento en su factura de la luz.

Con la inmótica transformará su empresa en un negocio inteligente. Le parecerá que viaja al futuro: por ejemplo, podrá regular la temperatura dependiendo de la luz solar que entre en el interior o el tiempo que haga ese día y, con este gesto, ahorrar hasta un 40% en calefacción.

También le permite gestionar la iluminación de tres maneras diferentes: bien de manera personal, bien a través de un programa o bien a partir de la incidencia de la luz natural en cada rincón de su negocio. Además, podrá apagar y encender toda clase de dispositivos eléctricos.

Controle su empresa en cualquier sitio

A ello se suma la posibilidad de controlar otros aspectos como los ascensores, la detección de fugas de gases peligrosos o fallos en el edificio, los sistemas de accesos o de detección de incendios y la supervisión de cuadros eléctricos. Y todo mediante un control remoto a través de una página web. Así, podrá optar por no regar el césped si está lloviendo o cerrar las persianas de una oficina si entra demasiado sol por las ventanas, desde su móvil, tablet u ordenador portátil. Y, por supuesto, desde cualquier lugar y a cualquier hora.

Inmótica vs domótica

¿Son lo mismo la inmótica y la domótica? No, aunque están muy relacionadas. La domótica se aplica exclusivamente a los hogares y permite convertir una vivienda normal y corriente en un espacio digital preparado para optimziar los servicios energético, la seguridad, las redes de comunicación y, en definitiva, el confort de sus inquilinos.

La inmótica, sin embargo, no se emplea en domicilios particulares. Se utiliza para la administración de edificios no destinados a viviendas, como universidades o ayuntamientos, y locales industriales y comerciales.

Inmótica vs domótica vs urbótica

Por su parte, la urbótica es un sistema de ámbito público automatizado dirigido a mejorar la gestión de la ciudad por medio de los servicios públicos, la seguridad, las comunicaciones y el ahorro energético general.

Se basa en el diseño de smart city o ciudad inteligente que aplica funciones en diferentes campos como la recogida automática de basuras, la regulación de los semáforos, los puntos de información ciudadana, los sistemas de videovigilancia, los sistemas de telegestión o el alumbrado público.

Inmótica: Edificios inteligentes

Infografía Inmótica. La información se muestra a continuación en texto.

¿Qué es?

Inmótica es el conjunto de tecnologías y sistemas aplicados a la gestión inteligente, remota y automatizada de un edificio o una instalación.

¿Dónde se aplica?

Se aplica en edificios e instalaciones del sector terciario: hoteles, escuelas, industrias, centros comerciales, aeropuertos, estaciones, museos, etc.

Para qué sirve y qué aplicaciones tiene

1. Reducir gasto energético:

  • Automatización de sistemas de riesgo.
  • Balance de consumos energéticos.
  • Control de la iluminación y persianas.

2. Mejorar el confort y experiencia de usuario:

  • Reserva online de salas de reuniones.
  • Acceso a informes y datos en tiempo real.
  • Ajuste automático de la temperatura ambiente en cada estancia.

3. Control a distancia:

  • Apertura automática de puertas.
  • Control del sonido ambiente.
  • Monitorización y control a través del móvil.

4. Aumentar la seguridad:

  • Detección de incendios.
  • Sistemas de vigilancia y alarma inteligente.
  • Control de accesos del personal.

5. Facilitar el mantenimiento:

  • Aviso de fallos o averías y soporte técnico.
  • Control de ascensores.

Diferencias entre domótica y urbótica

La domótica se aplica en el ámbito del hogar, mientras que la urbótica se aplica a ciudades enteras.