Esta versión de no es compatible.

Los navegadores no compatibles, ademas de impedir que puedas usar todas las funcionalidades de la página, son más lentos y suponen un riego para tu seguridad

Te recomendamos que actualices ahora la versión de tu navegador o que accedas con otro navegador compatible .

Ir al contenido
Presiona intro para desplegar el contenido del menu. Presiona intro para desplegar las opciones de idioma. Presiona intro para desplegar las opciones de tamaño de fuente.

Home principal

Página guardada como favorita correctamente

Cómo saber qué potencia eléctrica necesita su negocio

NOVIEMBRE 2018
vacío

Al abrir un negocio, cambiar de actividad o incorporar nuevos aparatos, hay que tener en cuenta muchos detalles. Uno de ellos es la potencia eléctrica. Le damos las claves necesarias.

Cuando hablamos de la potencia eléctrica de un contrato nos referimos a la cantidad de kilovatios (kW) que se pueden demandar simultáneamente a la red eléctrica de su negocio.

Debe tener en cuenta que cuanto mayor sea la potencia, más aparatos podrá tener encendidos a la vez, pero también pagará más.

Por lo tanto, es clave que contrate la potencia eléctrica justa que necesita para su empresa. Ni más ni menos.

El problema de quedarse corto de potencia

Si la potencia que contrata es inferior a la que realmente necesita, se activará el interruptor controlador de potencia (ICP), es decir, los plomos saltarán, quedándose sin suministro eléctrico cada vez que consuma más allá de la potencia.

En otras palabras: si tiene conectados varios aparatos a la vez, es posible que el ICP se active. Indudablemente, esto es poco funcional e incómodo, además de poco eficiente.

No obstante, si su suministro está conectado en baja tensión pero la potencia es superior a 15 kW, no hay ICP sino maxímetro (ver más adelante).

Quedarse corto de potencia le condena a una situación incómoda, con posibles interrupciones del suministro.

El problema de pasarse de potencia

Como ya hemos señalado, contratar una potencia superior a la necesaria le garantiza que tener encendidos varios aparatos a la vez sin problemas.

A cambio, la factura se eleva, ya que la potencia es un coste que va a ser fijo en su factura. Es perfectamente posible controlar el consumo, pero una vez contratada la potencia ese precio será fijo.

No obstante, si su suministro está conectado en baja tensión pero la potencia es superior a 15 kW, no hay ICP sino maxímetro (ver más adelante).

¿Cómo saber cuál es la potencia adecuada?

Es un proceso sencillo. Consiste en sumar las potencias de los aparatos que vayan a funcionar en su negocio, estimando cuáles es necesario que estén encendidos simultáneamente.

El dato de la potencia que necesita cada aparato se encuentra en la documentación técnica del mismo, y también suele ser posible consultarlo en la página web del fabricante.

Por ejemplo, difícilmente tendrán que funcionar a la vez la calefacción y el aire acondicionado.

Tenga en cuenta los picos de potencia que se podrán registrar: esos momentos en los que el máximo de aparatos estarán funcionando a la vez.

También tendrá que comprobar si tiene instalación monofásica o trifásica.

Ya conozco mi potencia, ¿qué papeleo debo hacer?

Uno de los documentos fundamentales es el boletín de instalación eléctrica o Certificado de Instalación Eléctrica (CIE).

En los siguientes casos será necesario llamar a un instalador eléctrico autorizado que, tras realizar una inspección, emita un boletín nuevo:

  • Local es de nueva construcción.
  • Boletín con más de 20 años de antigüedad.
  • Boletín extraviado, no se encuentra.
  • Para cambiar la potencia eléctrica.
  • Para pasar de una instalación monofásica a otra trifásica.

Una vez tenga su certificado, debe contactar con su comercializadora. Esta informará a la empresa suministradora, que será la encargada de ejecutar el cambio.

El boletín eléctrico o CIE es la documentación esencial para cambios de potencia en su negocio.

Mi negocio necesita mucha potencia, ¿qué hago?

Y aquí llegamos a los casos referentes a aquellos suministros que, conectados en baja tensión, requieren una potencia superior a 15 kW.

Hay negocios que por su naturaleza o por su actividad necesitan una potencia por encima de los 15 kW o que no pueden permitirse que salte el ICP y se interrumpa el suministro.

En estos casos se sustituye el ICP por un maxímetro. Para contar con uno de estos dispositivos, debe informar a su comercializadora, que contactará con la distribuidora para su instalación.

El maxímetro mide la potencia demandada en periodos de 15 minutos, cruzándolo con la potencia contratada. En caso de que se supere la potencia, habrá una penalización. En el caso opuesto (potencia demandada por debajo de la contratada), habrá una bonificación.

Según las necesidades de su negocio existen contratos con diferentes periodos horarios, distintas potencias contractuales por horario y diferentes precios de término de potencia contratada.

Un dato para que le quede claro la importancia de una potencia optimizada: el 42% de los contratos con tarifa de acceso 3.0A no tiene correctamente optimizada la potencia. De hacerlo, podrían conseguir un ahorro medio de 1.000 euros anuales en sus facturas.

Llame ahora al Servicio de Atención a Empresas: 800 760 266

Haremos un estudio personalizado de sus condiciones (tanto potencia como producto).

Optimizar la potencia puede significar ahorros de 1.000 euros anuales.

[literal.blog.accesibilidad.formulario.busqueda]

Post recientes

Cómo saber qué potencia eléctrica necesita su negocio Así afectará a su empresa la nueva Ley para la Transición energética Encuentra la mejor solución energética para tu negocio Qué es la inmótica y cómo puede ayudarte a ahorrar luz en tu empresa 10 maneras de ahorrar luz en tu negocio
Arriba