Ventajas de las bombillas de bajo consumo

Esta versión de no es compatible.

Los navegadores no compatibles, ademas de impedir que puedas usar todas las funcionalidades de la página, son más lentos y suponen un riego para tu seguridad

Te recomendamos que actualices ahora la versión de tu navegador o que accedas con otro navegador compatible.

Ir al contenido
Presiona intro para desplegar el contenido del menu. Presiona intro para desplegar las opciones de idioma. Presiona intro para desplegar las opciones de tamaño de fuente.

Home principal

Página guardada como favorita correctamente

Ventajas de las bombillas de bajo consumo

Ventajas de las bombillas de bajo consumo

Contenido ofrecido por Twenergy
vacío
Contenido ofrecido por 

 

La quinta parte del gasto de nuestra factura de la electricidad proviene del consumo de luz. No obstante, si cambiáramos cinco de nuestras bombillas convencionales por bombillas de bajo consumo, nos podríamos ahorrar hasta 60€ en su factura anual de la electricidad. Además, reduciríamos 340 kg de emisiones de gases de efecto invernadero. Individualmente estas cifras pueden parecer escasas, pero si el 20% de los españoles hiciéramos este cambio de bombillas, el ahorro total sería de 480 millones de euros en electricidad y tres millones de toneladas menos de emisiones de CO₂.

A pesar de todo, las bombillas de bajo consumo, técnicamente llamadas lámparas compactas fluorescentes (CFL, en inglés), tienen una escasa popularidad: sólo el 15% de la población las usa. Esto se debe principalmente a su precio. Mientras una bombilla tradicional de 100W vale 0,6€, la de bajo consumo de 20W cuesta 14 veces más: 9€. A priori esta diferencia puede parecer una diferente exagerada. Sin embargo, no lo es tanto si se tiene en cuenta que con su uso se producen ahorros energéticos de entre el 75% y el 80%.

Otra de las ventajas que presentan es que duran ocho veces más que las bombillas convencionales y proporcionan la misma luz. En total, su vida útil es de entre 8.000 y 10.000 horas. Por otro lado, las bombillas incandescentes tienen un consumo mucho mayor porque únicamente aprovechan el 5% de la energía eléctrica que consumen. El 95% restante se transforma en calor, y no en aprovechamiento luminoso, produciéndose así un consumo de energía innecesario.

Las bombillas de bajo consumo llegaron al mercado hace 25 años y actualmente están plenamente asentadas. Sin embargo, siguen vendiéndose mucho menos que las bombillas tradicionales: 15 millones de unidades al año frente a 95 millones. Para impulsar su consumo, el Gobierno ha puesto en marcha el Plan de Ahorro y Eficiencia Energética, entre cuyas medidas se encuentra la de entregar a cada hogar español una bombilla de bajo consumo a lo largo del 2009 y otra para el 2010.

 

Más artículos en -El portal de eficiencia energética de Endesa-

Dimmer: atenuar la luz y también el gasto energético. Abrir en ventana nueva. Dimmer: atenuar la luz y también el gasto energético.
Un dimmer te permite regular la intensidad de la luz y con ello el ahorro de energía y dinero en la factura de la luz. Leer el artículo completo en twenergy.com
 
Ventajas de instalar un termostato inalámbrico. Ventajas de instalar un termostato inalámbrico.
¿Conoces los termostatos inalámbricos? Te permiten regular tanto la temperatura como el encendido y apagado de los sistemas de refrigeración y calefacción. Leer el artículo completo en twenergy.com
 
¿Qué ventajas ofrecen los contadores digitales? ¿Qué ventajas ofrecen los contadores digitales?
Los contadores digitales tienen muchas ventajas, entre ellas el ahorro energético ya que te permitirán conocer el consumo en tiempo real. Leer el artículo completo en twenergy.com
 
 
[literal.blog.accesibilidad.formulario.busqueda]

Post recientes

Winter is coming: consejos para tener tu caldera a punto ¿Quién inventó realmente la bombilla? La movilidad eléctrica es mucho más que un coche

Archivo

2017 2016 2015

Factura digital

Arriba