Consejos de ahorro de energía en el hogar

Esta versión de no es compatible.

Los navegadores no compatibles, ademas de impedir que puedas usar todas las funcionalidades de la página, son más lentos y suponen un riego para tu seguridad

Te recomendamos que actualices ahora la versión de tu navegador o que accedas con otro navegador compatible.

Ir al contenido
Presiona intro para desplegar el contenido del menu. Presiona intro para desplegar las opciones de idioma. Presiona intro para desplegar las opciones de tamaño de fuente.

Home principal

Página guardada como favorita correctamente

Consejos de ahorro de energía en el hogar

Consejos de ahorro de energía en el hogar

Contenido ofrecido por Twenergy
vacío
Contenido ofrecido por 

 

Basta con un sencillo gesto cada día para lograr un gran ahorro de energía en el hogar. El consumo responsable ayuda sin duda a cuidar el medio ambiente, al mismo tiempo que nos permite ahorrar una gran cantidad de dinero. En esta guía te mostramos una serie de consejos prácticos para ahorrar energía en casa.

 

En la cocina

  1. Microondas. Usa mucha menos energía que el horno convencional: utilizar este pequeño aparato supone un ahorro de entre el 60 y el 70% de energía, siempre y cuando sea un modelo con etiquetado energético A.

  2. Horno. Si cocinas con horno, evita abrirlo mientras esté encendido, ya que la temperatura baja unos 25 a 30 grados forzando al horno a usar más energía.

  3. En la cocina de gas o vitrocerámica, aprovecha al máximo el calor procurando que los recipientes sean un poco más grandes que las zonas de cocción empleadas para así no desperdiciar calor.

  4. En la lavadora, programa ciclos cortos de lavado y utiliza agua fría o templada. Con la eficacia de los detergentes actuales es suficiente.

  5. Lavavajillas. Lavar los platos a mano con agua caliente supone un 40% más de consumo que si utilizas el lavavajillas. Si necesitas uno nuevo, los bitérmicos.

  6. Frigorífico. El frigorífico es el electrodoméstico que más energía consume de la cocina. En concreto, el 19% de la factura de la electricidad proviene de su uso. Sitúa el frigorífico de forma adecuada evitando los lugares donde de mucho el sol, descongélalo periódicamente para evitar que se formen capas de hielo que dificulten su funcionamiento, y mantén la temperatura del termostato en 5 grados para la refrigeración y -18 para la congelación.

 

En el baño

  1. Calderas. La caldera de agua caliente es el segundo gran consumidor de energía del hogar: un 26% del consumo total. La opción más eficiente son las bombas de calor eléctricas.

  2. Agua, mejor fría. Usa el agua fría siempre que puedas y racionaliza el consumo de agua. No dejes los grifos abiertos inútilmente (por ejemplo, en el afeitado o cuando se cepille los dientes).

  3. Duchas. Dúchate en lugar de bañarte, ahorrarás gran cantidad de agua y mucha energía (una ducha consume cuatro veces menos agua y energía que un baño). Existen en el mercado cabezales y reductores de caudal para colocar en los grifos, que nos ayudan a gastar la mitad de agua y de energía.

  4. Evita goteos y fugas de los grifos. El simple goteo del grifo del lavabo significa una pérdida de 100 litros de agua al mes.

 

Iluminación

  1. Aprovecha siempre que puedas la luz natural.

  2. Sustituye las bombillas incandescentes por lámparas de bajo consumo.

  3. Si tienes niños o te dejas las luces encendidas con frecuencia, puede ser una buena idea que instales un sistema detector de presencia.

  4. Coloca tubos fluorescentes en aquellas estancias donde necesite más luz y esté encendida muchas horas, por ejemplo, en la cocina.

 

Aislamiento

  1. Los edificios en los que vivimos y trabajamos requieren mucha energía para calentarse en invierno y estar frescos en verano. Su aislamiento térmico es fundamental para la eficiencia energética. Los sistemas de doble cristal o doble ventana reducen casi a la mitad la pérdida de calor con respecto al acristalamiento sencillo. Pequeñas mejoras en el aislamiento pueden conllevar ahorros energéticos y económicos de hasta un 30% en calefacción y/o aire acondicionado.

  2. El aislamiento de puertas y ventanas puede representar entre un 10% y un 25% de tu cuenta de energía por la calefacción de tu hogar o el aire acondicionado. Para tapar las rendijas y disminuir las infiltraciones de aire de puertas y ventanas, puedes emplear medios sencillos y baratos como la silicona, la masilla o el burlete. Aisla adecuadamente los tambores de las persianas. Utiliza láminas adhesivas de material plástico transparente para pegarlas a marcos y acristalamientos. .

 

Calefacción

  1. Un buen aislamiento en el hogar nos ayudará a aprovechar al máximo la calefacción en los días más fríos, así como un buen sistema que sea eficiente y racionalice el consumo, como los emisores térmicos o radiadores.

  2. No cubras los radiadores y ten en cuenta que por cada grado que aumentemos la temperatura, se incrementa el consumo de energía aproximadamente en un 7%.

  3. Uno de los sistemas de calefacción más eficientes es el suelo radiante.

 

Aire acondicionado

  1. Si usas aire acondicionado, fija la temperatura de refrigeración en 25 grados.

  2. No abuses del aire, no es bueno para la salud y por cada grado inferior a 25, estarás consumiendo aproximadamente un 8% más de energía. Con la instalación de toldos y acristalamientos adecuados, y aislando adecuadamente los muros y techos, se pueden conseguir ahorros de energía en el uso del aire acondicionado superiores al 30%.

  3. Si quieres ahorrar aún más dinero en tu factura de la luz, sustituye el aire acondicionado por un ventilador en el techo y conseguirás un ahorro energético del 98%. Los tipos de sistemas partidos alcanzan mayores rendimientos, así como los equipos de pared y los sistemas reversibles, que dan tanto frío como calor.

 

Aparatos eléctricos

  1. Cuando termines de usar aparatos electrónicos, como equipos de música, ordenadores o televisores, apágalos totalmente. El uso de una regleta anti stand by nos puede ayudar a apagar de una sola vez los periféricos y cualquier otro aparato eléctrico, y evitar así que éstos queden encendidos por las noches, ahorrándonos más de 40 euros anuales.

  2. En cuanto al ordenador, la pantalla es la parte que más energía consume (las planas consumen menos que las convencionales). Dejarlas encendidas es como utilizar una lámpara de 75 vatios. Los estados de reposo del ordenador suponen un consumo de energía de hasta un 15% del consumo normal. Las pantallas de LCD ahorran un 37% de la energía en funcionamiento y un 40% en modo de espera.

Estos prácticos consejos suponen un gesto sencillo por parte de todos los miembros de la familia. Si nos acostumbramos a consumir y actuar de forma responsable en casa, tendremos más confort con un menor consumo energético y ahorraremos mucho dinero a lo largo del año.

Descarga la Guía para ahorrar energía en PDF completa

 

Más artículos en -El portal de eficiencia energética de Endesa-

Al elegir cocina, ¿gas, vitrocerámica o inducción? Abrir en ventana nueva. Al elegir cocina, ¿gas, vitrocerámica o inducción?
¿Gas, inducción o vitrocerámica? En Twenergy explicamos cada uno de estos tres tipos de cocinas para que elijas la más eficiente. Leer el artículo completo en twenergy.com
 
Un frigorífico clase a consume un 30% menos. Un frigorífico clase a consume un 30% menos.
El frigorífico es el electrodoméstico que más energía consume. Conoce cómo elegir un frigorífico y algunos consejos para reducir su gasto energético. Leer el artículo completo en twenergy.com
 
El lavavajillas del ahorro. El lavavajillas del ahorro.
Estudios avalan que el lavado en el lavavajillas es más eficiente que fregar a mano. Pero para ahorrar, hay otras acciones que debemos tener en cuenta.  Leer el artículo completo en twenergy.com
 
 
[literal.blog.accesibilidad.formulario.busqueda]

Post recientes

La factura de la luz explicada a un post-adolescente Cómo pagar las facturas al compartir piso Cinco consejos para ahorrar electricidad tras las vacaciones

Archivo

2017 2016 2015

Factura digital

Arriba