Tendencias de ahorro energético: seis soluciones para rebajar la factura de la luz

Esta versión de no es compatible.

Los navegadores no compatibles, ademas de impedir que puedas usar todas las funcionalidades de la página, son más lentos y suponen un riego para tu seguridad

Te recomendamos que actualices ahora la versión de tu navegador o que accedas con otro navegador compatible.

[literal.accesibilidad.IrAlContenido]
Presiona intro para desplegar el contenido del menu. Presiona intro para desplegar las opciones de idioma. Presiona intro para desplegar las opciones de tamaño de fuente.

Home principal

Página guardada como favorita correctamente

Tendencias de ahorro energético: seis soluciones para rebajar la factura de la luz

Tendencias de ahorro energético: seis soluciones para rebajar la factura de la luz

vacío

 

Parece claro que la tendencia en las viviendas va encaminada hacia la eficiencia energética. Hay dos razones fundamentales: ahorrar dinero en la factura de la luz y respetar el medio ambiente.

Una de las formas de abaratar la factura eléctrica durante los meses de invierno es reducir el consumo de calefacción, y esto también se puede abordar por dos vías. Por un lado, con una mejora en el aislamiento térmico de la vivienda y, por otro, mediante la innovación; es decir, a través de la utilización de sistemas que se apoyen en las nuevas tecnologías para conseguir un consumo eléctrico mucho más eficiente.

Además de la calefacción, una parte importante del gasto extra en el que incurrimos en nuestras facturas de la luz se debe a una gestión ineficiente de la electricidad en el hogar, algo que podemos solucionar. Para ello, a continuación te mostramos una serie de sistemas que te permitirán gestionar de forma eficiente tu consumo y sumarte a las últimas tendencias de ahorro energético.

 

1. REGLETA ELIMINADORA DE STAND-BY

Numerosos estudios han concluido que el apagado en modo standby de los aparatos electrónicos supone un 15 % del consumo total de electricidad en una vivienda. Hasta hace poco apagábamos los dispositivos electrónicos de forma manual, pero en la actualidad existen regletas que apagan el equipo de forma automática si detectan que está funcionando en modo standby.

El modo standby de los aparatos electrónicos supone el 15% del consumo total de electricidad

 

Además, este tipo de regleta permite conectar grupos que funcionan de forma conjunta. Por ejemplo, si tenemos un ordenador personal, podemos conectar la unidad CPU al enchufe maestro y el resto de dispositivos asociados (impresora, altavoces, discos duros externos, etc.) los conectamos al enchufe esclavo dentro del mismo grupo. En este caso, si la regleta detecta que la unidad CPU está funcionando en modo standby, apagará automáticamente el resto de aparatos de su grupo.

 

2. CARGADORES SOLARES PARA EL MÓVIL

El uso de los teléfonos inteligentes se ha extendido a gran velocidad durante los últimos años. Hoy en día es muy habitual que en una familia de cuatro miembros cada uno de ellos tenga su propio teléfono móvil inteligente. Esto supone un consumo anual alto de electricidad debido a que las baterías de estos teléfonos hay que recargarlas a diario al menos una vez.

Una solución para reducir este consumo es la utilización de cargadores solares. En general, los cargadores solares disponen de una batería que se carga mientras recibe la luz directa del sol. Dicha batería es la que luego transfiere la energía directamente a nuestro móvil. El principal inconveniente de este sistema es lo poco ecológico de la solución, ya que siempre necesitamos una batería adicional para poder realizar la transferencia de carga, y dichas baterías son muy poco respetuosas con el medio ambiente debido a los metales pesados que contienen.

Otro de los inconvenientes de este sistema es que dependemos del sol para realizar la carga. Afortunadamente, España es un país muy soleado y esta solución nos puede ahorrar un consumo eléctrico importante en el hogar.

 

3. FRIGORÍFICOS INTELIGENTES

Aunque este tema parece un poco de ciencia ficción, Samsung ya está desarrollando un frigorífico con una cámara integrada que se conecta a nuestro teléfono inteligente. De esta forma, mientras estamos haciendo la compra en el supermercado podemos ver, por ejemplo, si tenemos o no calabacines en la nevera. Pero esto no es nada; en el futuro se espera que estos frigoríficos sean capaces de programar la temperatura a la que deben enfriar en función de los alimentos que contengan o que puedan comunicarse con el centro comercial para comprar directamente los productos que sean necesarios.

Evidentemente, estos avances suponen un ahorro energético indirecto. Si el frigorífico es capaz de ajustar la temperatura a la necesidad de refrigeración de los alimentos, estaremos optimizando el consumo energético, lo que redundará en una rebaja en la factura de la luz.

Los frigos serán capaces de programar su temperatura según los alimentos que contengan

 

4. TERMOSTATOS INTELIGENTES

Los termostatos inteligentes permiten que el teléfono inteligente se conecte directamente con ellos. Si damos el aviso desde el móvil de que nos dirigimos hacia casa, en función de la ubicación y del tráfico estimado, el teléfono móvil será capaz de enviar el tiempo aproximado de llegada a la vivienda. Mientras tanto, en casa, con el tiempo estimado de llegada y la temperatura existente, el termostato será capaz de regular la potencia de la calefacción para que la temperatura sea óptima cuando lleguemos.

Es evidente que este tipo de sistemas deberían ir acompañados de una rehabilitación de la vivienda, en caso necesario, para conseguir un buen aislamiento térmico. En general, esto se consigue mediante la sustitución de las ventanas tradicionales por ventanas de rotura de puente térmico.

 

5. BOMBILLAS INTELIGENTES

Las bombillas inteligentes están dotadas de un sistema de detección de movimientos que permite identificar si estamos o no en la estancia para apagar o encender la luz. Deben ser bombillas cuyo ciclo de vida útil no esté determinado por el número de ciclos de encendido y apagado y que no generen un mayor consumo si se encienden y se apagan de forma reiterada. En estos casos, lo ideal es apostar por la utilización de bombillas LED.

 

6. APARATOS INTELIGENTES

En el futuro se prevé una interconectividad cada vez mayor entre todos los aparatos que tenemos en casa. Dentro de unos años, por ejemplo, será posible que el router se conecte directamente con el técnico en caso de que detecte una anomalía en la conexión de Internet. De esta forma, nos ahorraremos la pesada tarea de tener que contactar nosotros con la compañía telefónica para solucionar este tipo de problemas.

Si consideras que el coste de tu factura eléctrica es muy elevado, súmate a estas tendencias y verás cómo se reduce tu consumo de luz.

 
Arriba