Esta versión de no es compatible.

Los navegadores no compatibles, ademas de impedir que puedas usar todas las funcionalidades de la página, son más lentos y suponen un riego para tu seguridad

Te recomendamos que actualices ahora la versión de tu navegador o que accedas con otro navegador compatible .

Ir al contenido
  • CAT
  • EN
  • ES

Endesa - Luz, gas, personas

10 trucos para sobrevivir al verano con y sin aire acondicionado

Publicado el 20 Junio 2017
Consejos para soportar el calor

Te lo traemos fresco: el doble decálogo definitivo para soportar el verano sin gastar demasiado. Tengas o no tengas aire acondicionado, te vas a descontar grados.

 
10 TRUCOS CON AIRE ACONDICIONADO

1) Mejor dos piezas y con bomba de calor: a igualdad de potencia, es preferible un aire acondicionado con dos unidades, una fuera de casa y otra dentro. La bomba de calor reversible es el mejor sistema. 

Los aires acondicionados portátiles suelen ser menos eficientes y más ruidosos

2) Ponlo a 26 grados: ese es el consejo del IDAE (Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía). No necesitas menos para estar cómodo y por cada grado que bajes estarás consumiendo un 8% más de energía. 

3) Con sistema inverter: si no es inverter funciona a empujones. Enfría a tope hasta alcanzar la temperatura objetivo, momento en que se para. Solo vuelve a arrancar cuando se calienta el ambiente. El sistema inverter es más eficiente. 

El sistema inverter trabaja más/menos deprisa según lo lejos/cerca que está de su objetivo

4) Por ponerlo más bajo no enfría más deprisa: si tienes sistema inverter, la temperatura no baja más rápido por fijar una temperatura de 18ºC. Tarda lo mismo pero consume más, al obligar al compresor a funcionar siempre al 100%. 

5) Elige el más eficiente: es fácil saber cómo puntúa en eficiencia tu aire acondicionado. Viene en la pegatina que encontrarás en su parte frontal o lateral. Busca el icono del ventilador azul: la escala va de A+++ a D. 

Los aires acondicionados eficientes son más caros, pero sus facturas eléctricas son más bajas

6) Añade un ventilador a la ecuación: son baratos y ayudan a gastar menos electricidad, ya que se encargan de distribuir por toda la habitación el aire frío del aparato de aire acondicionado.

7)  Lamas en horizontal y humedad al 40-60%: si puedes elegir la posición de las lamas, ponlas en horizontal, paralelas al techo, para que el aire frio se distribuya uniformemente por toda la estancia y no enfocando hacia un punto.

8) Elige horas HAPPY: el aire puede salirte salga prácticamente gratis. Con la Tarifa Happy eliges 2 horas al día en las que pagas 0€ por tu consumo. La clave es seleccionar aquellas en las que estás en casa y más necesitas refrescarte.  

Con la tarifa Happy puedes elegir 2 horas al día en las que no pagas por el aire acondicionado

9) Que no le pegue sol directo: decidir dónde instalas el aire acondicionado no es una elección estética. Es importante que no sufra el sol directo, que esté en un sitio donde circule el aire, lejos de electrodomésticos o lámparas que le den calor.

10) En OFF si te vas: dejarlo encendido para que la casa esté fresca a tu vuelta es como aparcar el coche y dejar el motor en marcha.

 

10 TRUCOS SIN AIRE ACONDICIONADO

 

1) Hazte con una alternativa barata: en este enlace encontrarás ventiladores eficientes por menos de 60 euros. Según el IDAE pueden bajar hasta 5 grados la sensación térmica.

2) Ventila cuando hace menos calor (al amanecer), para protegerte después con ventanas cerradas y persianas bajadas. 

3) No cocines a altas temperaturas: los platos fríos evitarán que todo ese calor se extienda por tu casa.

4) Nada de digestiones pesadas: elevan tu temperatura corporal, así que no es el mejor momento para meterte un cocido entre pecho y espalda. El alcohol te deshidratará. El café, el té y la cocacola también elevarán tu temperatura.

5) Duerme a baja altura: el calor sube, por lo que te conviene bajarte al sótano (si tienes) o incluso poner el colchón en el suelo.

6) Duchas templadas: el agua un grado por debajo de tu temperatura corporal (=unos 35ºC). Aunque fría te apetezca mas, tiene un efecto de sobrecompensación y al salir de ella tu cuerpo empezará a calentarse más deprisa.

7) Prendas blancas de algodón: evita las fibras sintéticas, que capturan el calor. Lo mismo vale para tu almohada.

8) Cierra el paso al calor con toldos, cortinas, persianas y vegetación: todo suma y una terraza con vegetación puede recortarle un par de grados a la temperatura de tu casa; un buen toldo, bastante más.

9) Enfría sábanas y fundas de almohada: se conoce como método egipcio y está pensado para el calor extremo. Consiste en meter en el congelador la ropa de cama (protegida dentro de bolsas de plástico) y sacarla cuando te vayas a acostar.

10) Mucha agua y vete por la sombra: aunque sea una perogrullada no podemos omitirla, ya que estar bien hidratado es fundamental para que todo lo anterior funcione.